¿Cómo afecta el DIU a la capacidad de lograr un embarazo?

¿Cómo afecta el DIU a la capacidad de lograr un embarazo?

1080 768 Daisy Rosas

El DIU es un dispositivo intrauterino en forma de T que lo coloca el ginecólogo dentro del útero y que tiene una eficacia como anticonceptivo del 99%. Es uno de los métodos más elegidos por las mujeres de medio mundo, dada su alta efectividad y sus pocos efectos secundarios; las estadísticas nos cuentan que es el preferido por las féminas chinas e indias, no tanto así por las españolas, cuyo porcentaje de usuarias en edad fértil es apenas del 7%. Si eres una de ese 7% y quieres saber cómo afecta a tu capacidad de quedarte embarazada una vez decidas quitártelo, tranquila, ya te anticipamos que, si no hay complicaciones, tu fertilidad se verá restablecida igual que estaba antes de colocarte el DIU en cuanto decidas deshacerte de él.

Cuando una mujer decide usar un DIU como método anticonceptivo es porque tiene claro que no quiere quedarse embarazada a medio y largo plazo, pues el DIU puede permanecer dentro del cuerpo femenino entre 5 y 10 años. Es importante recordar que este método sólo protege contra la fecundación del óvulo, no así contra las enfermedades de transmisión sexual, por lo que, si tenemos diferentes parejas sexuales, es muy recomendable usar también el preservativo.

Existen dos tipos de DIU: de cobre y hormonal. En ambos casos, el dispositivo impide que el esperma conquiste el óvulo. Los de cobre utilizan el efecto espermicida de ese metal para anular la capacidad del esperma, sin afectar en ningún momento a la función ovulatoria, mientras que los hormonales, liberan de forma constante y regular progestina, una hormona que espesa el moco cervical y adelgaza el endometrio, impidiendo así la entrada del esperma, estos últimos también pueden inhibir la ovulación en un 20% de los ciclos.

Si estamos buscando un embarazo tendremos que ir al ginecólogo para que nos quite el DIU. Este es un proceso relativamente simple, no obstante, debemos prepararnos para acostumbrarnos de nuevo y tomar las medidas necesarias para que la extracción se realice sin problemas. Es posible que durante los primeros días notemos molestias o pequeños cólicos, pero estos deberán desaparecer a los pocos días, si no lo hacen, debemos consultarlo con el ginecólogo. También es posible que, al principio, tengamos periodos irregulares. Sin embargo, una vez retirado el DIU, las posibilidades de lograr un embarazo se restituyen al momento. Si, antes de insertarse el dispositivo había algún problema relacionado con la baja fertilidad; periodos irregulares, amenorrea, anormalidades con los órganos sexuales internos, obstrucción de trompas de falopio… estos problemas seguirán ahí, dificultando el embarazo.

Mientras no haya problemas previos de fertilidad, una vez decidas quitártelo, la barrera protectora anti espermatozoides desaparece, y por lo tanto, sus posibilidades de fecundar tu óvulo también. Durante las primeras semanas el ciclo debe regularizarse de nuevo, por lo que, para incrementar las posibilidades de lograr el embarazo, es recomendable esperar entre 60 y 90 días para lograr una eficacia mayor.

En cuanto a su posible lado oscuro, existe una opinión bastante controvertida que afirma que la fertilidad puede verse afectada por el uso del DIU mediante la llamada enfermedad inflamatoria pélvica o perforación uterina, que en casos extremos, podría causar esterilidad e incluso histerectomía. Existe una polémica sobre el papel del DIU en esta enfermedad, que, en cualquier caso, únicamente se restringe a las tres primeras semanas de inserción, la presencia permanente del DIU no parece predisponer a la mujer a padecer una EIP. Sin embargo, la OMS recomienda que, ante un episodio de enfermedad inflamatoria pélvica, no se utilice el DIU como anticonceptivo.


Also published on Medium.