Cirugías reparadoras de la fertilidad, una solución eficaz

Cirugías reparadoras de la fertilidad, una solución eficaz

1080 768 Equipo Juana Crespo

Esterilidad e infertilidad son términos utilizados con frecuencia al hablar de patologías ginecológicas como endometriosis, adenomiosis, hidrosalpinx, miomas, fibrosis, pólipos, adherencias… 

Todas estas alteraciones, aunque normalmente son benignas, pueden afectar a tu sistema reproductor y ponerte más difícil aún el poder lograr un embarazo. 

Recibir este tipo de diagnósticos cuando llevas tanto tiempo buscando un bebé puede echar por tierra tu ánimo y hacerte dudar sobre si algún día lograrás tu propósito.

Afortunadamente, hoy en día este tipo de patologías no tienen por qué suponer la renuncia a lograr un bebé sano en casa, ya que existen tratamientos quirúrgicos capaces de devolverte la fertilidad.

¿Por qué es tan efectiva la cirugía reparadora de la fertilidad?

Es posible que te sorprenda la posibilidad de tener que operarte para conseguir quedarte embarazada. Pero enseguida entenderás por qué muchas mujeres han logrado tener a sus bebés de forma natural o mediante Fecundación in Vitro después de haber pasado por el quirófano para eliminar las lesiones previas y devolver la funcionalidad al órgano dañado.

No obstante, la clave del éxito de la cirugía reproductiva no está solo en el quirófano, sino también en saber realizar previamente un buen diagnóstico y determinar la técnica más adecuada para tratar tu problema. 

El tratamiento tiene que ser absolutamente personalizado y para ello la experiencia del equipo que te trate es fundamental. 

Si cuentas con un buen diagnóstico, con un equipo profesional experimentado y capacitado para tomar las mejores decisiones quirúrgicas es muy probable que la cirugía sea exitosa y logres recuperar la fertilidad.

Una ayuda para mejorar los resultados de tu tratamiento FIV 

Si llevas tiempo buscando el embarazo, pero has tenido fallos de implantación o abortos de repetición, es el momento de buscar las causas. 

Siempre será necesario realizar un estudio del fracaso previo, ya que la mayoría de los fallos de implantación tienen su origen en un factor desconocido del útero o alguna causa muy sutil que hasta el momento ha pasado desapercibida.

Para descubrir esas causas no conocidas, se evalúa cuál es la técnica diagnóstica más adecuada para tu caso. A veces, es posible descubrirlo mediante una exploración ecográfica. Otras, sin embargo, será necesario el apoyo de otras pruebas como la histeroscopia o la resonancia magnética.

Así es como podemos detectar las patologías responsables de que tus intentos de embarazo previos aún no hayan dado sus frutos. Una vez que tenemos detectada la causa de la infertilidad, será el momento de que el equipo médico valore con toda la información disponible (antecedentes, pruebas, historial médico…) los pros y contras de una cirugía. 

Cirugías reparadoras
Cuáles son las cirugías para restaurar la fertilidad

Actualmente, existen varios procedimientos quirúrgicos que pueden revertir tus problemas y mejorar tu fertilidad. Dependerá de tu caso concreto la elección de una u otra técnica:

– Histeroscopia
Es una técnica que permite que en el mismo acto se realicen el diagnóstico y el tratamiento de las lesiones que se detecten como, por ejemplo, pólipos, miomas u otro tipo de lesiones en la cavidad uterina que dificultan la implantación del embrión. 

Esta técnica ambulatoria consiste en introducir una lente (histeroscopio) a través del cuello del útero para visualizar la cavidad uterina. 

-Laparoscopia
Esta técnica permite examinar la cavidad abdominal a través de unos pequeños orificios que se realizan en la pared abdominal. Es idónea para tratar las adherencias, miomas y, sobre todo, el hidrosalpinx (una alteración de las trompas de Falopio que se caracteriza por la obstrucción y acumulación de líquido en su interior, lo cual impide el encuentro entre el óvulo y los espermatozoides).

Hoy en día, la laparoscopia se puede realizar con técnicas mínimamente invasivas que reducen el tiempo de estancia hospitalaria y de recuperación postquirúrgica. Esto implica menor riesgo de complicaciones y con un mejor resultado estético que las laparoscopias convencionales.

-Laparotomía
En última instancia, en aquellos casos más complejos, como endometriosis severas, miomas o malformaciones del útero, en los que no es posible realizar la cirugía por vía laparoscópica, se puede recurrir a la laparotomía. 

No obstante, siempre que sea posible, se dará prioridad a los tratamientos menos invasivos que ayuden a mejorar tu fertilidad. El objetivo, siempre será diagnosticar y tratar tu problema de la forma más personalizada, humana y profesional posible con total transparencia, explicándote en cada fase del tratamiento sus riesgos y ventajas.

Cirugía reproductiva con las mejores garantías

Puede que el hecho de recurrir a la cirugía de reproducción lo percibas como un retraso para alcanzar tu meta, pero en realidad, cuando se trata de casos complejos en los que existe un daño en el órgano reproductor, es el método más efectivo para avanzar hacia el éxito. Por esta razón, en Equipo Juana Crespo, contamos con las mejores tasas de fertilidad por transferencia embrionaria.

Si estás buscando el embarazo, pero te has topado con el diagnóstico de una patología que lo impide, es el momento de tratar ese problema. En Equipo Juana Crespo contamos con profesionales especializados en casos de alta complejidad capaces de desarrollar las diferentes técnicas quirúrgicas que te permitan recuperar la fertilidad y aumentar la probabilidad de un tratamiento FIV exitoso. 


Llámanos al 961 042 557 o escríbenos a info@juanacrespo.es y reserva ya tu primera visita online o presencial.
[Patrocinado]

Descarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Equipo Juana Crespo

Clínica de Reproducción Asistida de Alto Nivel, con las Mejores Tasas de Embarazo en Casos Complejos. Financiación a Medida. Equipos Última Generación.

Todos los relatos por:Equipo Juana Crespo