Diez consejos para aumentar tu fertilidad

Diez consejos para aumentar tu fertilidad

2949 4424 María Blanco Brotons

La fertilidad es algo que sólo nos damos cuenta de lo que nos importa cuando nos falla. Y es que, aunque nos pueda parecer que está ahí siempre y que cuando se nos ocurra responderá rápidamente y de manera eficaz, lo cierto es que hay que cuidarla y mimarla. Tener un hijo no es tan fácil como puede parecer, aquí te damos diez claves a tener en cuenta tanto para favorecer el embarazo de forma natural como para aumentar las posibilidades de éxito en un tratamiento de reproducción asistida. Diez consejos para aumentar tu fertilidad

  1. Presta atención a la alimentación. La alimentación es clave para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, y por supuesto, el sistema reproductor no es una excepción. Asegúrate de comer alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas, ácidos grasos Omega 3 y minerales como el hierro y el ácido fólico. Si todavía no lo haces, tu despensa debe estar llena de verduras de hojas verdes, de frutas, de frutos secos, pescado y carne magra. Deshazte de los platos precocinados, de los productos que contengan harinas refinadas, deja de cocinar fritos y, si todavía no lo haces, empieza a tener cuidado con el azúcar añadido.
  2. Deja de fumar y beber. Si estabas buscando una excusa para dejar el tabaco y el alcohol, la búsqueda de un bebé es la mejor de todas. Si por el contrario son hábitos que te encantan, tendrás que hacer un esfuerzo por dejarlos de lado. El tabaco y el alcohol son dos de las sustancias estudiadas más nocivas para la fertilidad.
  3. Relájate y evita el estrés. Infertilidad y estrés son dos conceptos que se llevan muy bien juntos. El estrés puede bajar el nivel de gonadotropinas y aumentar los niveles de prolactina, lo que podría desencadenar la ausencia de ovulación, y si no hay óvulo no hay embarazo. La ansiedad y el estrés, además, suelen hacer acto de presencia cuando la búsqueda se alarga más de lo previsto. Así que, no dudes en buscar fórmulas que te ayuden a conseguir un estado de relajación real.
  4. Realiza ejercicio físico moderado. Es importante mantenerse en forma, pero si estás planeando un embarazo y tienes un ritmo e intensidad deportiva muy alta, es preferible que lo reduzcas un poco, sin abandonarlo, por supuesto. El entrenamiento profesional o los ejercicios muy intensos, como el spinning, liberan tantas endorfinas que alteran los niveles de prolactina, lo que interfiere en la ovulación, aumentando el riesgo de infertilidad.
  5. Evita tanto el sobrepeso como la delgadez extrema. Tener el peso ideal según tu altura y complexión es vital para quedar embarazada. Tanto la obesidad como la delgadez extrema afectan al ciclo, provocando disfunciones ováricas e incluso llegando a la anovulación.
  6. No pierdas de vista la ovulación. Ten siempre en cuenta que la fecundación sólo puede ocurrir durante unos días determinados del ciclo. Debes saber cuáles son esos días y concentrar tus relaciones sexuales ahí.
  7. Realízate un examen ginecológico completo. Es importante que atiendas tu salud reproductiva, y para ello, es importante efectuar las revisiones ginecológicas anuales y acudir al médico ante cualquier afección o molestia. Si estás planeando ser madre es muy recomendable acudir al médico para que este evalúe tu salud por si necesitas que te indique algún tratamiento necesario para mejorar tu fertilidad.
  8. Ten cuidado con los fármacos que tomas. Algunos medicamentos pueden tanto afectar a la fertilidad como interferir en los tratamientos de reproducción asistida. Si padeces alguna enfermedad por la que estés tomando algún medicamento, consúltalo con el médico por su hubiera que modificar el tratamiento.
  9. Di no a la cafeína. Son varios los estudios que aseguran que tomar más de tres tazas de café al día contribuyen negativamente a la fertilidad femenina, además de reducir la absorción del calcio por parte del organismo. En este caso no se trata tanto de eliminar la cafeína de nuestra vida, como de tener más consciencia de la que tomamos y no pasarnos. Un café de buena mañana está bien, pero no abuses.
  10. No dejes pasar mucho el tiempo. La edad es el gran condicionante femenino a la hora de tener hijos. A partir de los 35 años las posiblidades de quedarse embarazadas se van reduciendo, ya que nuestros óvulos son finitos, como nuestra vida fértil. Retrasar la maternidad es inevitable en los tiempos que corren, pero sin duda, es uno de los principales factores de infertilidad femenina. No perder esta realidad de vista nos permitirá tomar decisiones a tiempo.

En estos consejos nos hemos centrado en la fertilidad femenina, pero no olvidéis que esto del embarazo cosa de dos; ellos también deben seguir ciertas pautas para mejorar la calidad de su semen y favorecer la fertilidad. Si tras un año de búsqueda no se logra el embarazo, debéis acudir juntos a un médico para que haga los estudios pertinentes.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store