Mito o verdad, ¿la posición o el día de tu ciclo te ayudará a elegir el sexo del bebé?

Mito o verdad, ¿la posición o el día de tu ciclo te ayudará a elegir el sexo del bebé?

Mito o verdad, ¿la posición o el día de tu ciclo te ayudará a elegir el sexo del bebé?

1080 720 María Blanco Brotons

Desde tiempos inmemoriales los padres -y muchos de sus allegados- han querido averiguar el sexo del bebé antes de que este nazca e incluso antes de ser concebido. Para ello han surgido un sinfín de creencias populares que aseguran tener la clave para que el nacido sea niño o niña en función de las preferencias de sus progenitores. Teniendo en cuenta que la probabilidad de funcionar es de un 50% a veces acertaban, por lo que, han sobrevivido generación tras generación, sin ningún respaldo científico pero con la firme creencia de abuelas y ancestros. Adoptar una posición concreta o mantener relaciones un día específico del ciclo son algunos de los trucos mágicos que nos aseguran poder controlar al espermatozoide en cuestión que determine el sexo del bebé.

Tener un bebé niño o niña depende del cromosoma que herede del padre. El óvulo siempre tiene cromosoma X, es decir, femenino. Los espermatozoides, sin embargo, pueden tener un cromosoma X o Y, masculino. Cuando el óvulo es fecundado, ambos cromosomas se unen, resultando bien XX, en cuyo caso nacerá una niña o XY y entonces será niño.

Estadísticamente existen las mismas posibilidades de concebir una niña o un niño, además no existen pruebas médicas que puedan controlar esto. Es el azar el que determina si será un espermatozoide con un cromosoma X u otro con Y el que fecunde el óvulo. Sin embargo, si existe una teoría más seria que todos estos mitos de abuelas, que apunta cómo poder fomentar las probabilidades de tener un niño o una niña, según nuestras preferencias. Esta teoría se conoce como método Shettles.

elegir el sexo del bebé

Método de Shettles

Fue creado en los años sesenta por el Dr. Landrum B. Shettles pero se popularizó en los setenta gracias al libro publicado por este titulado “Cómo elegir el sexo de tu bebé”. El doctor Shettles descubrió que los espermatozoides masculinos y femeninos tenían características diferentes: los espermatozoides con cromosoma Y son más pequeños, más rápidos y menos resistentes que los X, que son más largos, fuertes y lentos. Según su teoría, gracias a la identificación de estas diferencias las parejas podían aumentar sus posibilidades de tener el bebe con el sexo deseado calculando bien el momento del ciclo en la que tuvieran relaciones y la frecuencia con la que mantienen esas relaciones.

Es decir, según esta lógica, si lo que se desea es una niña, se deben mantener relaciones dos o tres días antes de la ovulación, puesto que estos espermatozoides tienen más capacidad de sobrevivir durante más tiempo, mientras que si lo que se desea es un varón, debemos mantener relaciones el día de ovulación, pues al ser estos más rápidos, tendrán más probabilidad de alcanzar el óvulo antes.

Otro factor que puede determinar la elección, según siempre esta teoría, es si queremos una niña, mantener una posición durante el coito que no permita una penetración muy profunda y por lo tanto, fomente una fecundación más lenta. En cambio, si deseamos un niño, debes hacer todo lo contrario, para fomentar una fecundación más inmediata: busca una postura que permita una penetración más profunda.

Según los defensores de este método, la tasa de éxito de esta técnica es aproximadamente del 75%,

Sin embargo, y aunque este método lo promulgue un médico, no existen estudios que corroboren las afirmaciones del Dr. Landrum B. Shettles, es más, los que existen, corroboran lo contrario. No existe ningún patrón que pueda relacionarse con el día en el que se tienen relaciones y el sexo del bebé. Asimismo, los estudios clínicos actuales sobre los espermatozoides no apoyan la afirmación de las diferencias morfológicas entre los espermatozoides X e Y.

Así pues, el método Shettles parece más mito que realidad, puesto que se basa en premisas falsas, carece de base científica y ha sido refutado por varios estudios clínicos. Por mucho doctor que la firme es tan mito como lo que nos aseguran las abuelas.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Fuentes:
https://www.mdsaude.com/es/embarazo/el-metodo-shettles/
https://mibebeyyo.elmundo.es/quedar-embarazada/quiero-tener-un-hijo/elegir-sexo-bebe-676
https://es.clearblue.com/como-quedarse-embarazada/nino-nina
https://www.natalben.com/sexo-del-bebe/metodos-naturales