Embarazo ectópico: qué es, síntomas y tratamiento

Embarazo ectópico: qué es, síntomas y tratamiento

1080 768 María Blanco Brotons

El embarazo ectópico o embarazo extrauterino se produce cuando un óvulo fecundado no se implanta en útero, sino que lo hace en las trompas de Falopio (en el 97% de los casos) o en el ovario, espacio abdominal o en el cuello del útero.

Cuando un óvulo es fecundado, lo normal es que baje por las trompas y se implante en las paredes del útero, y que sea ahí donde comience y finalice su desarrollo, ya que el útero es el único lugar del cuerpo preparado para ello.

El embarazo ectópico o extrauterino puede resultar muy peligroso para la madre, ya que, además de ser prácticamente imposible que el embrión sobreviva, puede ocasionar la rotura del órgano en el que se implante y llegar a ocasionar la muerte de la madre.

Si bien cada vez el número de embarazos extrauterinos está aumentando, hasta hace pocos años era de uno por cada 200 embarazos, porcentaje que va en aumento, la tasa de mortalidad se ha reducido considerablemente, gracias, en gran parte, a que actualmente hay una mayor probabilidad de realizar un diagnóstico precoz. Las estadísticas hablan de que actualmente la mortalidad se ha reducido al 2,6 por cada 10.000 casos -antes era del 35,5 por cada 10.000-. Asimismo, si bien existe una mayor probabilidad de tener un segundo caso de embarazo ectópico cuando ya se ha tenido un primero, una de cada tres mujeres que han tenido un embarazo de estas características pueden tener un bebé más adelante.

embarazo ectópico

Causas del embarazo ectópico

Entre las causas que impiden al óvulo fecundado llegar al útero, se encuentran las siguientes:

  • Defectos congénitos en las trompas
  • Cicatrices después de una ruptura de apéndice
  • Infección anterior
  • Cirugías previas en la zona
  • Endometriosis
  • Desórdenes hormonales
  • Haber tenido otro embarazo ectópico

Asimismo, no son causa, pero sí factores de riesgo:

  • Ser mayor de 35 años
  • Quedar embarazada teniendo un DIU
  • Haberse sometido a una operación para revertir una ligadura de trompas
  • Algunos tratamientos para la esterilidad

Síntomas de embarazo ectópico

Los síntomas que avisan de que se puede estar sufriendo un embarazo ectópico o extrauterino pueden sentirse desde las primeras semanas de embarazo. Al principio puede que se confundan con los típicos de embarazo, o en algunos casos pueden ser síntomas diferentes que en cualquier caso nos avisan de que el embarazo se ha producido fuera del útero y debemos precisar atención médica urgente. Los síntomas más comunes son:

  • Náuseas
  • Mareos
  • Cansancio
  • Infecciones en el tracto urinario
  • Enfermedades gastrointestinales.
  • Sangrado vaginal
  • Vómitos con dolores
  • Calambres abdominales agudos
  • Dolor en el hombro
  • Desmayos o sensación de desmayo

Si estos síntomas continúan, empeoran y comienzas a tener la presión arterial muy baja, con un pulso débil y rápido, palidez y confusión, puedes estar experimentando los típicos signos de una hemorragia interna y necesitas acudir inmediatamente al médico. Otro de los síntomas más habituales de este tipo de embarazos, suele ser un dolor más o menos agudo y constante en un sólo lado del abdomen.

Tratamiento del embarazo ectópico

El tratamiento de un embarazo ectópico  siempre está orientado a la eliminación del embrión, ya que todavía, y pese a todos los avances en este campo, no se ha conseguido recolocar el óvulo fecundado en el útero. Dependiendo de la claridad del diagnóstico, del tamaño del embrión y de las técnicas disponibles, se decidirá por un tratamiento farmacológico o quirúrgico.

El tratamiento con fármacos se utiliza cuando el embarazo es detectado de manera precoz y aún no se ha producido ninguna ruptura en la trompa. Se utiliza un medicamento llamado metotrexato que elimina las células de crecimiento de la placenta provocando un aborto involuntario. En general, tiene un alto porcentaje de éxito y baja tasa de efectos adversos.

Sin embargo, cuando el embrión tiene un tamaño muy grande, utilizar el metotrexato no resulta adecuado, y sólo queda recurrir a la cirugía. En este caso, hay a su vez, varias posibilidades; si se presenta un cuadro estable y el embrión todavía es pequeño, se puede realizar la cirugía mediante salpingotomía, que consiste en la incisión de la trompa y la eliminación del embrión por laparoscopia. Con esta intervención el tiempo de convalecencia a penas dura 24 horas y permite mantener intacta la trompa. En cambio, si la trompa a sufrido daños o se tienen hemorragias internas es necesario extirparla. Dependiendo de la gravedad del caso pueden ser necesarias transfusiones de sangre y/o suplementar con oxígeno y líquidos. En este caso, la recuperación es, lógicamente, mucho más lenta.

Posibilidades de embarazo después de un embarazo ectópico

Después de un embarazo ectópico las probabilidades de volver a tener otro aumentan un 15%. Si bien es posible tener un siguiente embarazo normal, las dificultades que se puedan encontrar dependen tanto del grado de fertilidad de la mujer como de las lesiones que se hayan producido fruto del embarazo ectópico. Si bien no se trata de una condición que pueda ser evitable, adoptar hábitos saludables nos permitirán mantener en mejor estado nuestros órganos sexuales y por ende, prevenir de alguna manera la aparición de este tipo de embarazos.