Jamón serrano cuando se busca un embarazo

Jamón serrano cuando se busca un embarazo

1080 768 Daisy Rosas

¡Ay el jamón! Ese manjar cárnico, delicia de paladares exquisitos y de los menos refinados, perfecto en cualquier época del año y en cualquier momento del día, y suplicio de embarazadas modernas, desde que el nombre del protozoo parasitario de la toxoplasmosis hizo aparición en escena y nos puso a todos alerta.

Pese al descrédito que tiene esta prevención por la mayoría de las personas de la generación de nuestros padres -aquellas que dieron a luz antes y durante los 70 u 80-, lo cierto es que toda prevención es poca cuando se trata de nuestros bebés, y más aún cuando se trata de ingerir alimentos que podrían ser portadores del toxoplasma gondii, una bacteria que, de contraerla durante el embarazo, resulta letal para el feto.

Jamón serrano cuando se busca un embarazoTanto el Ministerio de Salud, como Unicef, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Asociación Española de Matronas y la de Ginecología y Obstetricia, han sido tajantes a la hora de afirmar la relación que existe entre la toxoplasmosis y el jamón serrano y por lo tanto a recomendar a todas las embarazadas que no hayan pasado la toxoplasmosis se abstengan de comer cualquier tipo de embutidos o carnes poco hechas. Esta tesis fue recogida en una guía firmada por todos los organismos mencionados arriba y ratificada en 2012 por la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria y el  Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña y al año siguiente por la Asociación Española de pediatria, quienes además, aconsejaban que de querer consumirlo debía de haber pasado previamente por un proceso de congelación a 22º bajo cero durante al menos diez días.

En cualquier caso, esta duda sobre jamón si o jamón no es algo que afecta una vez nos hemos quedado embarazadas, puesto que la toxoplasmosis sólo es peligrosa si ataca al feto, si no hay fecundación de por medio, contraer el protozoo de la toxoplasmosis nos hará inmunes a ella, con lo que, cuando estemos embarazadas nuestro bebé dejará de correr peligro y podremos afrontar un embarazo sin las precauciones concretas anti toxoplasmosis. Si bien el jamón serrano es un alimento nutricionalmente  completo, -contiene grasas provenientes del ácido oleico, que tiene efectos cardiosaludables, proteínas, aporta vitaminas del grupo B y además, es rico en minerales como hierro, zinc, potasio y fósforo- no debemos olvidar que hay estudios que también relacionan su consumo con el riesgo de cáncer colo-rectal, por lo que, por muy sabroso que nos resulte, tampoco es un alimento del que debamos abusar.

Si estáis en búsqueda activa y no estás segura de que puedas o no estar embarazada, si tendrás que seguir las recomendaciones para evitar la toxoplasmosis.