Viajar en avión ante un posible embarazo

Viajar en avión ante un posible embarazo

1096 730 Daisy Rosas

Cuando estamos buscando un embarazo nos volvemos especialmente sensibles hacia todo aquello que pudiera complicarlo. El desconocimiento sobre lo que supone para nuestro cuerpo un viaje en avión hace que algunas mujeres se sientan inseguras, temiendo estar poniendo en peligro un posible embarazo. Para todas ellas, hacemos este llamamiento a la calma: tranquilas, durante el primer y segundo trimestre de embarazo, por lo general, ir en avión, no supone ningún problema. Así de tajante lo manifiesta la ACOG -Instituto Norteamericano de Obstetras y Ginecólogos-, que asegura que los riesgos de un viaje en avión durante los primeros momentos del embarazo, son los mismos que los que cualquier mujer puede tener en tierra.

Sin embargo, si crees estar embarazada pero sufres diabetes, hipertensión o ya has tenido un parto prematuro, es preferible consultar con un médico antes del embarque.

Viajar en avión ante un posible embarazoTambién hay quien afirma que la exposición a la radiación natural que se produce al volar puede aumentar las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo o que el bebé nazca con malformaciones. Esta recomendación puede afectar a azafatas o a personas que viajen con muchísima frecuencia, sin ser un riesgo totalmente comprobado. Si vuelas pocas veces al año, el riesgo es prácticamente inexistente.

Viajar en avión no supone ningún riesgo añadido que ponga en peligro un embarazo en las primeras semanas de gestación. Únicamente deberás consultar con tu médico si tienes diabetes, hipertensión o ya hayas sufrido un parto prematuro. Por lo demás, los riesgos para el embrión son los mismos que en tierra firme.

Por otro lado, es importante informarte bien, antes de viajar a cualquier país, sobre las recomendaciones sanitarias que este tenga. Si es necesario vacunarse deberás estar segura de que esa vacuna no afecte al posible embarazo, o si viajas a una zona en la que tengas que usar repelente de insectos por peligro a infectar de dengue o zika, quizá sea preferible que replantees tu viaje.

Si bien el hecho de viajar en avión ante un posible embarazo no resulta amenazante, si finalmente lo estás, es posible que sientas como los síntomas típicos del primer trimestre empeoran; las nauseas o una nariz congestionada, pueden hacerte pasar un viaje, que si bien no pondrá en peligro a tu bebé, si será muy poco idílico.