Que la vuelta a la rutina no se imponga en la búsqueda de tu bebé

Que la vuelta a la rutina no se imponga en la búsqueda de tu bebé

1080 768 María Blanco Brotons

El verano llegó a su fin, y con él las vacaciones y el ritmo de vida relajado y distendido. La rutina de principios de otoño suele llegar a mil por hora, todo es más rápido y más urgente de lo que recordábamos, los días son más cortos, empieza a refrescar y el ánimo adquiere un aire nostálgico, con sus tonos grisáceos y marrones. No podemos negar que el otoño es bonito, ahora bien, este drástico cambio de ritmo que marca la diferencia entre el verano y sus vacaciones con el otoño y la vuelta a la rutina, ¿no os afecta en vuestra búsqueda del embarazo?

Seguramente haya muchas a las que sí les afecte. Sobrellevar el estrés que puede ocasionar la búsqueda de un embarazo que no llega, sumado al de la vuelta al trabajo, son dos factores que congenian mal. Así que, antes de nada, tómate un momento de descanso, toma aire y piensa: la vuelta a la rutina puede ser dura, pero también es una manera que te impone la vida de tomar orden y control en tu día a día. Una buena gestión del tiempo es fundamental para asumir la vuelta a los requerimientos laborales y vitales sin caer en el estrés y la ansiedad. Este es el momento perfecto para establecer propósitos y dibujar el mapa para conseguirlos. Si durante el verano asumiste la búsqueda de una manera más espontánea y relajada, toca volver a planear mejor, sin que ello signifique que se acabaron los momentos de romanticismo y distensión.

Vuelta a la rutina

Si la rutina se ha adueñado de tu día a día, que no lo haga de tus relaciones amorosas. Estos días son perfectos para hacer pequeñas escapadas de fin de semana; aún hace buen tiempo, los colores de la naturaleza en otoño son, sin duda, los más románticos, y, como todo el mundo está de regreso, ya se puede encontrar sitio en pequeños hoteles rurales sin la masificación que imponen las vacaciones estivales. Mira en el calendario de WOOM cuales son tus días más fértiles y ¡no lo dudes! Reserva la habitación más mona de ese precioso hotel de montaña.

La vuelta al trabajo en las ciudades también suele acompañarse de la vuelta de la cartelera de cine interesante, la temporada de teatros y de espectáculos en general. Aprovecha estos días para hacer todas estas cosas en pareja, que cuando consigas el embarazo vas a tener que apartarlas durante un tiempo. Otoño es, sin duda, la mejor estación para hacer planes de ocio, con amigos o en pareja.

Un simple paseo por el parque en esta estación del año, una cena para dos o simplemente quedarse en casa mirando la lluvia y escuchando música, son situaciones placenteras que debemos saber utilizar como vía de escape para el estrés. Reserva un momento al día para todas estas cosas, e incluso para mimarte y cuidarte a ti misma. Gestionar el tiempo es, en estas fechas, más clave que nunca.

La vuelta a la rutina no debe suponer un bajón en tu búsqueda del embarazo, ni mucho menos un motivo más para alimentar a la ansiedad. Piensa que otoño no sólo es la estación más romántica del año, sino también un momento perfecto para retomar el control y realizar los propósitos marcados.