Anovulación o cuando tus ovarios no liberan óvulos

Anovulación o cuando tus ovarios no liberan óvulos

1080 768 Daisy Rosas

La anovulación es un trastorno ginecológico en el que los ovarios no liberan óvulos; esta anomalía, puede ser circunstancial -casi todas las mujeres han podido tener etapas de ciclos anovulares- o crónica, en cuyo caso, es la responsable de, aproximadamente, el 25% de los casos de infertilidad femenina.

anovulacion

En algunas ocasiones sabemos que no estamos ovulando porque sencillamente no menstruamos, pero en otros casos, no es hasta que queremos quedarnos embarazadas cuando nos damos cuenta de que algo no va bien en la producción de ovocitos. No obstante, hay algunas señales o síntomas que nos pueden avisar de que estamos teniendo ciclos anovulares, entre los más comunes están los ciclos menstruales y sangrados irregulares, la ausencia de síndrome premenstrual así como la ausencia de dolor e hinchazón de pechos.

Anovulación ¿cuándo ocurre?

La mayoría de los casos de anovulación son debidos a desequilibrios hormonales, que responden a problemas de comunicación entre el hipotálamo y la glándula pituitaria, que controla a la mayoría de las glándulas hormonales del cuerpo, entre las que se encuentran los ovarios. Estos desórdenes pueden dar lugar al síndrome de los ovarios poliquísticos, que es la principal causa de anovulación. Por otro lado, las disfunciones de la glándula tiroides también puede detener la ovulación.

Otras causas de anovulación se deben a problemas funcionales como un fallo ovárico primario o secundario; anorexia; práctica de ejercicio físico excesivo; situaciones de estrés debidas a un sobresalto emocional significativo; enfermedades hepáticas o insuficiencia renal crónica; estar dando de mamar…

¿Cómo detectarla?

Hay varios métodos con los que los especialistas pueden detectar si existe anovulación. Lo más habitual es que se realice un análisis de sangre para comprobar los niveles de progesterona entre los días 21 y 23 del ciclo, que se haga un exámen pélvico, un estudio de los antecedentes médicos de la paciente, y un ultrasonido vaginal para detectar si hay indicios de quistes en los ovarios. También se puede detectar mediante otras técnicas, como con la medición de la temperatura basal corporal (TBC), ya que, cuando se está ovulando esta aumenta ligeramente, o con la observación de la elasticidad del moco del cuello uterino.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Una vez detectado la no existencia de ovulación y las causas que lo provocan, el especialista recetará la medicación o tratamiento que sea necesario. En un 90% de los casos la ovulación se restaura con éxito.