¿Por qué no puedo dejar de comer? 10 posibles causas

¿Por qué no puedo dejar de comer? 10 posibles causas

1080 720 María Blanco Brotons

A veces nos pasa que sentimos que por más que comamos no dejamos de tener hambre. Esta sensación, si no se controla, puede ser peligrosa, por el riesgo que conlleva a padecer obesidad y sus consiguientes problemas de salud. Hay muchas causas que pueden ocasionar esta sensación de hambre voraz y continua, pero tranquila, la mayoría de ellas las puedes controlar.

Se tiende a pensar que detrás de algo tan inexplicable como el hambre voraz suele haber un problema de índole psicológica, pero no siempre es así. Una mala alimentación, falta de sueño o problemas hormonales pueden ser la causa de este tipo de problemas.

¿Por qué no puedo dejar de comer?


Os destacamos diez posibles causas del hambre permanente:

Ansiedad o estrés. Los cuadros de ansiedad pueden dar lugar a un hambre descontrolada o a todo lo contrario, dejar de comer. Esta ansiedad puede deberse a un hecho luctuoso, como una separación o pérdida de un ser querido, pero también a haber abandonado un hábito perjudicial, como dejar de fumar, por ejemplo. Si eres de las que tienen hambre persistente, puede que también tengas un cuadro de ansiedad oculta que no has sabido determinar. Procura comer alimentos saludables, hacer ejercicio o cualquier otra cosa que te permita distraer la atención, no pensar en la comida y afrontar la causa de ese estrés o ansiedad.

Bebes poca agua. Tan sencillo como eso. La sensación de sed puede confundirse a veces en el cerebro con la de hambre, ya que emiten señales similares en algunas personas. Si somos de beber poca agua por costumbre, puede que presentemos mayor deshidratación y por tanto tengamos sed, que confundamos con el hambre. Piensa en cuándo fue la última vez que bebiste agua, bebe un vaso y espera un poco, si la sensación de hambre disminuye es que simplemente tenías sed. Acabar con esta sensación será tan sencillo como acostumbrarte a beber agua con regularidad. La mejor opción para acostumbrar a tu cuerpo a consumir una gran cantidad de agua es beber desde la mañana y siempre media hora antes de cada comida.

-Dieta poco saludable. Tener una dieta alta en hidratos de carbono, abusar de los azúcares refinados, tomar calorías vacías, pocas grasas saludables y poca fibra, no ayudan a sentirnos llenos de manera saludable. Los hidratos de carbono aportan combustible inmediato que en cuanto se han quemado hace que suba inmediatamente la sensación de hambre; los azúcares refinados reprimen la secreción de leptina, que es la hormona de la saciedad; las grasas naturales no alteradas, es decir, las grasas saludables, tanto si son de origen animal como vegetal, son altamente saciantes, y al contrario que los azúcares refinados, provocan un aumento de la secreción de leptina, con lo que se apacigua el hambre por tiempo prolongado y la fibra vegetal de harinas integrales, la fruta o las hortalizas, también resultan altamente saciantes, pues se hinchan con el agua en el estómago dando sensación de plenitud, pero también retiene azúcares libres evitando que pasen al torrente sanguíneo e inhiban la secreción de leptina. Si falta en la dieta, sentiremos hambre con mayor frecuencia.

 

dejar de comer

-El hipertiroidismo. En este caso si hablamos de hambre permanente por un trastorno clínico de la glándula pituitaria. Cuando la glándula tiroides produce más hormonas tiroideas de las que el cuerpo necesita se puede tener como consecuencia un apetito continuo, además de nerviosismo, insomnio y pérdida de peso.

-Comer de manera desordenada o deprisa. Comer deprisa o de manera desordenada, sin horarios y sin racionalizar nuestras ingestas, puede llevarnos a ir desde el extremo del hambre hasta el empacho. Asimismo, comer despacio es fundamental para saciarnos en su justo momento. Comer rápido hace que nuestro cuerpo no tenga tiempo de asimilar nada y que después acabe pidiendo más comida.

-Dormir mal. Los niveles de leptina están relacionados con la duración del sueño de calidad. Dormir adecuadamente hace que tengamos los niveles correctos de las hormonas que regulan las sensaciones de apetito y saciedad como la leptina y secundariamente la insulina. Además, no dormir bien hará que te despiertes y tengas necesidad de comer.

-Tener diabetes. Uno de los síntomas de la diabetes de tipo 2 es el hambre constante, pues aunque la insulina captura los azúcares, las células de los tejidos no los aceptan y terminan acumulándose en la sangre en altas concentraciones y por tanto, inhibiendo la secreción de leptina.

-Te has vuelto adicta a la comida. Íntimamente relacionado con llevar una dieta poco saludable; si en tu dieta abundan los alimentos de mala calidad, como comida rápida, azúcares añadidos, harinas refinadas, sodio y grasas no saludables pero escasean los alimentos saciantes, puede que te hayas vuelto adicta a ese tipo de comida. Como cualquier adicción buscamos más y más de aquello que nos genera placer y si tu organismo se ha vuelto dependiente de la comida rápida y de los azúcares y harinas refinadas, todo el tiempo buscará más. Para ello necesitas romper el ciclo de esta adicción y consumir alimentos de calidad y saciantes.

-Tomas alimentos que provocan hambre. Puede ser también que estés tomando determinados medicamentos antidepresivos que, entre sus efectos, también está el de la estimulación de la secreción de grehlina -hormona que aumenta el apetito- al tiempo que inhibe la leptina. Si crees que esto te está ocurriendo, háblalo con tu psiquiatra.

-Aperitivos y alcohol. El alcohol no solo engorda, sino que además estimula el apetito. Si quieres evitar la sensación de tener hambre constante debes dejar de beber alcohol, o al menos, hacerlo de manera muy moderada. Por otro lado, si sales con tus amigos, opta por comidas ligeras y aperitivos saludables.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Fuentes:
https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/posibles-causas-padecer-sensacion-hambre-todo-el-dia_0_938606916.html

https://mejorconsalud.com/10-causas-que-provocan-una-constante-sensacion-de-hambre/

https://www.vitonica.com/dietas/por-que-tienes-hambre-a-todas-horas-cinco-posibles-causas-de-tu-apetito-constante