Dominancia estrogénica ¿sabes qué es?

Dominancia estrogénica ¿sabes qué es?

1080 717 María Blanco Brotons

La dominancia estrogénica ocurre cuando se produce un desequilibrio entre la hormona estimulante estrógeno y la calmante progesterona. Esta condición es la causa de muchos síntomas de metabolismo disfuncional, que abarca desde problemas ginecológicos a obesidad u osteoporosis.


¿Qué son los estrógenos? 

Los estrógenos son una de las dos hormonas de la feminidad por excelencia, la otra es la progesterona. Entre otras cosas, los estrógenos son los culpables de que las mujeres tengamos caderas curvilíneas y piel suave; ayuda a la formación de los huesos, a la formación de los tejidos uterinos y organiza la grasa corporal. Los estrógenos también regulan el ciclo menstrual y trabajan como protectores cardiacos. Pero todo esto no lo hacen los estrógenos solos, sino cuando están balanceados respecto a la progesterona y se encuentran en sus niveles óptimos. Cuando los estrógenos se encuentran altos en el cuerpo el balance de la hormona progesterona se ve interrumpido, y ahí, es cuando ocurre el desbalance hormonal.

Se cree que muchos de los problemas ginecológicos que están teniendo un mayor impacto en el presente respecto a épocas pasadas, se puede deber a esto. Cuando existe una prevalencia de los estrógenos sobre la progesterona, se produce una mayor estimulación de los tejidos con receptores para estrógenos y por lo tanto mayor crecimiento o proliferación celular. Tal es el caso en el cáncer de mama, la endometriosis, el cáncer de endometrio, la enfermedad fibroquística de mama, los fibromas uterinos… Todas estas condiciones crecen bajo estímulo de estrógenos; si no hay suficiente progesterona para contar regular al estrógeno, ocurre crecimiento anormal.

La dominancia estrogénica tiene una incidencia muy alta en occidente, sobre todo en mujeres mayores de 35 años. Este exceso de estrógenos no tiene su fuente en los ovarios, sino en factores externos como píldoras anticonceptivas, hormonas sintéticas de reemplazo y todo el exceso de químicos que circula en el medio ambiente, tanto en el aire como en el agua, la comida que consumimos o los propios productos de uso cotidiano, como botellas de agua, pesticidas, jabones y todos aquellos productos que contienen “disruptores endocrinos”, que son químicos que pueden bloquear el efecto de las hormonas encargadas de balancear esta dominancia estrogénica. Muchos de ellos además, actúan como potentes estrógenos también. Nuestra propia grasa corporal también puede convertir la testosterona en estrógenos a través de un proceso llamado aromatización.

dominancia estrogénica

Síntomas de la dominancia estrogénica

 Los síntomas son múltiples. Algunos de estos síntomas incluyen aspectos emocionales, como ansiedad, irritabilidad, ira, inquietud, cambios de humor, depresión o dificultades para memorizar, otras cuestiones relacionadas con el ciclo o la menstruación, como sangrados severos y prolongados con múltiples coágulos, períodos irregulares, esterilidad o endometriosis… también son síntomas de la prevalencia estrogénica el aumento de peso, especialmente en la zona abdominal, caderas y muslos, dolor de cabeza, tumores en el tejido mamario, acné, resistencia a la insulina, disminución de la libido, problema de la vesícula biliar, insomnio, osteoporosis, síndrome de los ovarios poliquísiticos, fibromas uterinos, displasia cervical, tendencias alérgicas, enfermedad autoinmune o cáncer de senos, uterino, cervical u ovárico.

Para tratar los problemas derivados de la prevalencia estrogénica debemos procurar reducir la exposición a los estrógenos negativos del ambiente, evitando el uso de anticonceptivos orales, incrementando el uso de productos orgánicos y evitando recipientes y productos con alto contenido de disruptores endocrinos.

Balance hormonal

Para lograr un balance hormonal ideal es recomendable:

-Eliminar los limpiadores convencionales y utilizar marcas orgánicas y naturales.

-Escoger alimentos que no hayan sido tratados con pesticidas.

-Procurar consumir fuentes de proteínas de pastoreo, orgánicas y de prácticas responsables.

-Evitar el consumo de soja y derivados.

-Minimizar el consumo de alcohol.

-Eliminar en la medida de lo posible, todos los recipientes de plástico que tengamos y sustituirlos por recipientes de cristal, acero inoxidable o vidrio.

-Decantarnos por productos de belleza libres de parabenos y ftalatos.

-Consumir alimentos que ayuden a la adecuada función del hígado para que este pueda metabolizar y excretar adecuadamente el exceso de hormonas.

-Beber agua con limón, ya que ayuda a alcalinizar el cuerpo y permitir una mejor manera al excretar el exceso de estrógenos.

-Tomar té de manzanilla, ya que es un potente anti estrogénico.

-Evitar el estrés.

Descárgate WOOM aquí

 

Fuentes:
http://www.drpaez.com/2019/06/25/dominancia-estrogenica/
https://wessonwellness.com/dificultadperdidadepeso/
https://www.fatiga-adrenal.es/dominancia-de-estrogeno
https://paleosop.com/dominancia-de-estrogenos/