Los mejores eufemismos para hablar de la regla

Los mejores eufemismos para hablar de la regla

1080 768 Marian Requena González

En este mundo loco en el que vivimos hablar de la regla es algo que todavía se considera un poco tabú, por eso siempre hemos encontrado eufemismos que nos ayudan a decir que estamos en esos días. Afortunadamente vamos saliendo de eso, pues por fin, parece que nos vamos dando cuenta de lo absurdo que es que algo tan natural e involucrado en el devenir de la humanidad, tenga que ser motivo de vergüenza y silencio.

eufemismo regla

Sin embargo, son muchos los años de historia en los que una mujer no debía decir en alto aquello de “mira, es que tengo la regla” no fuera a incomodar a algún hombre para el que la imagen de nuestra bella y sagrada flor derramando sangre no resultase nada apetecible.

Al pan, pan; al vino, vino y al la regla, ¿regla?

Si bien a las cosas hay que llamarlas por su nombre, no podemos negar que el ingenio femenino para evitar precisamente hablar del periodo sin llamarlo por su nombre, ha dado origen a una multitud divertidísima de eufemismos que, además, varían mucho del lugar de habla hispana en el que nos encontremos.

A las muy técnicas y/o correctas menstruación, regla o periodo hay que añadir otras expresiones que resultan muy gráficas y familiares como “el mes”, “estar mala”, “estar en esos días” o una que a día de hoy puede resultar demasiado relamida y carca como “estar indispuesta”, más digna de una película de los años cincuenta que de pleno siglo XXI.

Pero también las hay que conectan con la pasión por la selección de fútbol, muy a tope estos días, como “estar con la roja” o “andar con la marea roja”. También hay quien le da entidad humana y la llaman por nombres con rimas pegadizas como “andar con la Juana Meneses, la que te huevea todos los meses” o “con Andrés, el que viene una vez al mes”; o los que le otorgan un cariz divino religioso y culpable como “la maldición de Eva”.

El cine de terror también tiene su aparición 

No se pueden dejar escapar los eufemismos que recuperan la tradición del terror más clásico: “tengo el demonio entre las piernas”, “estoy preparando un té a los vampiros” o en la misma línea “le hago un cóctel al Conde Drácula” o bien, entre cinematográficas y gores “se han abierto las puertas de los ascensores del hotel de El Resplandor”, “Carrie ha llegado a su graduación”… o los que están al día con las series del momento: “Soy dama de honor en la Boda Roja”, “las criadas de Gilead han comenzado su revolución”…

El color rojo como eufemismo en general

Las banderas, el comunismo, las fresas, los tomates o hacer referencia a pelirrojas famosas también se suelen utilizar para no decir a las claras que se tiene el periodo, aunque quizá, uno de mis favoritos es el escueto y elegante “es la hora del vermú”, quizá sólo comprensible para aquellos que lo hayan interiorizado entre sus expresiones familiares.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Si bien todo lo que suponga jugar con el lenguaje y el ingenio resulta divertido, tener que buscar expresiones porque nos avergüence o de pudor admitir que estamos menstruando, es un verdadero atraso. Si se hace, que sea porque nos apetece, porque nos da risa o nos gusta tomárnoslo con humor, no porque exista un tabú que impida llamar al pan pan, al vino vino y a la regla, regla.

Descárgate WOOM aquí