Cafeína y síndrome premenstrual: enemigos irreconciliables

Cafeína y síndrome premenstrual: enemigos irreconciliables

1080 768 María Blanco Brotons

Muchas mujeres sufren un auténtico martirio los días previos a tener la menstruación. Dolores de espalda, abdominales o de mamas, pesadez de piernas, estreñimiento o diarrea, fatiga, tristeza, dificultad para concentrarse, altibajos en los estados de ánimo o pérdida del impulso sexual son algunos de los más de 200 síntomas descritos del SPM. De hecho, los cólicos menstruales son la causa más común de pérdida de tiempo en el trabajo o en el estudio que encuentran las mujeres, así como un motivo habitual para anular compromisos sociales.

cafe sindrome premenstrual

Más de un 10% de las mujeres afirman sufrir dolores menstruales muy fuertes, y si bien muchas veces no tienen una causa identificada, otras veces estas fuertes molestias son síntomas de problemas graves como endometriosis, adenomiosis, fibromas u otras patologías.

La dieta, un factor a tener en cuenta

Sin embargo, varias investigaciones han relacionado la severidad de los síntomas premenstruales con factores relacionados con la dieta. Según estas, para controlar la intensidad de las molestias asociadas al ciclo menstrual, además de mantener una dieta rica en frutas y verduras debemos evitar ciertas sustancias, como la cafeína. Son varios los estudios que han relacionado el consumo de la cafeína con la inestabilidad del sistema nervioso autónomo, esto tiene una relación directa con los fenómenos psicofisiológios que se describen en los síntomas premenstruales.

Si bien la idea de prepararte un café calentito y pasar el síndrome premenstrual en el sofá con tu mantita y café humeante parece un buen plan, lo cierto es que no lo es; lejos de mejorarlos, los efectos de la cafeína pueden agravar los dolores menstruales. Esta sustancia constriñe los vasos sanguíneos y aumenta los niveles de tensión, lo que empeora el dolor. Ni café, ni chocolate, ni algunos refrescos son beneficiosos para paliar estas molestias. Si queremos tomar un café calentito preparatelo descafeinado, o cámbialo por una infusión de hierbas libre de cafeína.

¿Nos afecta igual la cafeína?

Por supuesto no todas somos igual de sensibles a los efectos de la cafeína. Según un estudio de la doctora Anette Rossignol para la Universidad de Oregón, si bien las mujeres que tomaban entre una taza y media y 4 de café al día eran más propensas al SPM, no todas experimentaban los mismos efectos con las mismas cantidades. Sin embargo, cuanto mayor era la ingesta de cafeína, más graves eran los síntomas, lo que nos lleva a la recomendación de limitar o eliminar el consumo de bebidas y alimentos con cafeína si sentimos molestias del SPM.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Asimismo también es importante evitar otros elementos, además de la cafeína, si queremos disminuir el dolor; la sal, el azúcar o el alcohol tampoco son buenos compañeros de síndrome premenstrual. En cambio, la fruta, las verduras, los cereales así como otros carbohidratos complejos si lo son. En lugar de tres grandes comilonas, pasarse a la alimentación ligera y más veces al día también ayuda, como también lo hacen las bebidas calentitas -eso sí, sin cafeína- y los suplementos de calcio, vitamina B6 y magnesio.