Dar a luz en tiempo de coronavirus

Dar a luz en tiempo de coronavirus

1080 752 María Blanco Brotons

Casi podemos asegurar que todas las mujeres que hace unos meses descubrían que estaban embarazadas no podían imaginar que sus partos se producirían en estas circunstancias. Si la maternidad por si sola ya supone un antes y un después en la vida de una mujer o una pareja, añadir una pandemia, hace de esta un cóctel explosivo de ansiedad y nervios que convierte la entrada a la maternidad en un momento realmente épico.

Sabemos que la incertidumbre pueden provocar inquietud y angustia; según afirman muchas matronas y expertos, es el conocimiento y saber a qué nos vamos a enfrentar de manera real, lo que nos podrá rebajar el nivel de ansiedad. Todas las que estáis a punto de dar a luz debéis saber que no existe un único protocolo de actuación médica para todas las comunidades autónomas, ni siquiera entre los hospitales de una misma región. La situación actual obliga a tener protocolos cambiantes en la actuación de los partos que se va ajustando desde distintas instancias. En Madrid, donde la incidencia del coronavirus es muy alta, las medidas son más rígidas que en otras comunidades. Estos protocolos van cambiando dependiendo del avance de la enfermedad y de otros factores, por lo que no hay una respuesta universal.

Pese a ello los expertos afirman que sí resulta seguro parir en los hospitales y transmiten un mensaje claro a quienes puedan llegar a plantearse si sería mejor dar a luz en casa.

Las áreas de parto están aisladas, lo que no quita que se recomiende permanecer el menor tiempo posible en los centros hospitalarios. Las mujeres acuden más tarde al hospital, por lo que las estancias están siendo menos prolongadas que como suele ser en una situación normal. A no ser que ocurra alguna complicación, se intenta que la permanencia no sea mayor de 24 horas tras el parto.

Otra cuestión que preocupa es saber si las parejas van a poder estar presentes durante el parto. Esta es una de las cuestiones que dependen del protocolo de cada hospital. Por lo general, si no se tienen síntomas de coronavirus o si ha dado negativo en las pruebas, el parto se produce de manera habitual; es decir, una persona puede estar presente tanto en la sala de dilatación como en el quirófano. Lo que si no se permite es la visita de otros acompañantes, como abuelos o familiares. Donde no se permite la entrada de ningún acompañante es en la habitación, al menos en la mayoría de los hospitales, ya que, muchos centros están instalando a dos mujeres por habitación, por lo que, para prevenir posibles contagios, no se suele permitir la entrada de acompañantes.

Dar a luz en tiempo de coronavirus

Si la mujer ha dado positivo por coronavirus, o presenta algún síntoma, muchos hospitales suelen tener normas especiales y, en esos casos, seguramente no permitan la entrada de la pareja o acompañante al parto.

Si no hay enfermedad, tras el parto casi todos los hospitales siguen facilitando el contacto piel con piel así como la lactancia materna. En este último punto, dado que no se ha encontrado rastro del virus en la leche materna, todos los expertos y organizaciones internacionales recomiendan la lactancia incluso en los casos en los que la madre haya dado positivo en coronarvirus. Lo que si es muy importante, en estas situaciones, es extremar las medidas de protección para evitar el contagio, como el uso de mascarilla, guantes o lavados de manos. Sin embargo no es una práctica que se esté respetando ni aconsejando en todos los hospitales.

Fuera de los hospitales la actividad por canales virtuales e incluso telefónicos dan cobertura y ayuda tanto en la preparación al parto, como ante cualquier consulta que pueda ser solucionada por teléfono. El seguimiento post parto se hace por teléfono y sólo cuando es necesario en el domicilio.

Aunque sin duda es un momento excepcional y las dudas, incertidumbres y miedos son innegables, la llegada de un bebé a una casa siempre es motivo de alegría. Cuando todo esto pase siempre tendréis una historia fascinante que contar sobre el momento en el que decidió venir al mundo.