Fumar, ¿afecta mi fertilidad?

Fumar, ¿afecta mi fertilidad?

888 568 Daisy Rosas

Es muy común escuchar sobre todo en fumadoras jóvenes, que todo el mundo se muere de algo, así que para qué dejar de fumar. Incluso, muchas ponen ejemplo de gente conocida que nunca en su vida fumó y murió de cáncer de pulmón; como queriendo dar a entender que no vale la pena dejar de hacerlo. Otras menos osadas, son conscientes del daño que produce el tabaco en los pulmones, las arterias y el sistema vascular, pero desconocen las consecuencias que su uso produce en el sistema reproductor y por lo tanto su capacidad futura de ser madres.

Y es que el consumo de tabaco no hace distinción entre hombres y mujeres, afecta por igual la capacidad reproductiva; acelerando la pérdida de óvulos en las mujeres y la fragmentación del ADN espermático así como aumentando las alteraciones cromosómicas.

Es lamentable que parte de la población fumadora considere que los efectos negativos del tabaco antes y durante el embarazo son una leyenda urbana. Aunque es un hecho que el fumar no es sinónimo de esterilidad sí está comprobado que afecta la fertilidad. La doctora Victoria Verdú, coordinadora de la clínica de reproducción asistida Ginefiv, señala que “cada vez hay más mujeres que fuman desde edades más tempranas, lo que agrava el problema. El humo del cigarrillo afecta a la producción de estrógenos, la hormona encargada de regular la ovulación, que conlleva a una menor actividad ovulatoria, así como disminuye la reserva ovárica y el número de folículos”.

Fumar afecta la fertilidad femenina

El fumar y su efecto en la fertilidad

Hay estudios que señalan que el efecto que el tabaco causa a las mujeres es comparable a tener diez años más en cuanto a calidad ovocitaria y embrionaria. Así que te invitamos a sacar una cuenta sencilla: imaginemos que en estos momentos cuentas con 33 años y eres una fumadora activa, de acuerdo a esta estadística tus óvulos son equiparables a los de una mujer de 43 años y si a esto le añades que consideras que éste no es el momento de ser madre… las cosas no pintan nada bien. Por lo que posiblemente, es el momento de reconsiderar tu relación con el tabaco si deseas tener hijos en un futuro.

Según la American Society for Reproductive Medicine,  las tasas de infertilidad entre las mujeres y los hombres que fuman son aproximadamente el doble de las correspondientes a los no fumadores. El riesgo de sufrir problemas de infertilidad aumenta con la cantidad de cigarrillos que la persona fuma por día. Incluso en tratamientos de fertilidad asistida como la FIV, las tasas de embarazo en pacientes fumadoras son 30% menores que en las que no fuman.

Una buena noticia, es que los efectos que produce el tabaco sobre nuestra fecundidad pueden ser revertidos en tan solo 1 año. Aunque, esto no nos devolverá la reserva ovárica perdida, si mejorará la calidad de nuestros ovocitos existentes y mejorará la tasa de posibles complicaciones en embarazos de consumidoras de tabaco.

Dejar de fumar, a la larga, redundará en beneficio no solo en el momento de la concepción y durante el embarazo, sino a la postre para esa personita que en algún momento formará parte de tu vida.

¿No crees que vale la pena? Sabemos que no es fácil… Para ello, hay varias cosas que pueden ayudarte como el beber agua, tomar un caramelo o un chicle cuando tengas la sensación de que necesitas tener algo en la boca, buscar ayuda profesional o asistir a grupos de apoyo, pero la mejor de todas ellas es pensar brevemente cuál es el motivo que te ha llevado a tomar esta decisión: tu deseo de ser madre.

Esperamos que esta información contribuya a alcanzar lo que tanto deseas. Recuerda que en  WOOM siempre estaremos a tu lado durante este importante camino ofreciéndote contenidos, herramientas y una de red de soporte en donde podrás conseguir profesionales y mujeres que buscan lo mismo que tu: la concepción.

¿Aún no usas WOOM? ¡Qué esperas, descárgala aquí!