Tips para que enero no se haga demasiado largo

Tips para que enero no se haga demasiado largo

2560 1920 María Blanco Brotons

Vale, es cierto, enero tiene solo 31 días, como marzo, mayo, julio, agosto, octubre y diciembre, pero ¿por qué parecen 61? ¿qué tiene enero para que se haga tan inmensamente largo? Y lo más importante, ¿qué podemos hacer para que se pase un poquito más rápido o al menos de una forma más agradable?

La percepción del paso del tiempo es un tema complicado y relativo; el paso real o físico es distinto al tiempo mental, es decir, un mismo lapso del tiempo se hace más corto o más largo dependiendo de muchos factores. Enero es un mes cargado de simbolismo y si bien hay a quienes se les pasa rápido, es común escuchar a nuestro alrededor que este mes se hace eterno. Y esto, tiene su explicación.

Enero es un mes en el que los protagonistas son la vuelta al trabajo tras el parón navideño, los propósitos de año nuevo, el frío del invierno, la temida cuesta de enero… es un mes en el que se impone la prudencia -tras los excesos de la navidad- y en el que nos incluimos en casa. Todos estos factores nos llevan a sentir miedo, ansiedad, aburrimiento, incomodidad… emociones que a su vez, nos hacen percibir que el tiempo pasa mucho más lento. ¿No te pasa que en el trabajo o la escuela el tiempo se te pasa más lento que en una fiesta? No duran igual dos horas de reuniones que dos horas viendo tu película favorita, ¿verdad?, pues eso mismo pasa con el primer mes del año.

Y no lo digo yo, hay varios estudios que demuestran cómo sensaciones como el aburrimiento, la sensación de miedo o peligro, la sorpresa, la incomodidad, la angustia o el dolor nos pueden hacer creer que el tiempo pasa más lento. En cambio, cuando sentimos diversión, emoción, estamos muy concentrados con algo o sentimos placer solemos prestar menos atención al paso del tiempo, lo que hace que parezca que va más rápido.

Así, sabiendo todo esto, ¿cómo podemos hacer para que enero no se nos haga tan cuesta arriba? Pues lo primero es hacer actividades que nos motiven: deporte, clases de baile, ver películas, dar paseos… enero es un mes como otro cualquiera y si en el resto hacemos actividades que nos gustan ¿por qué dejarlas de hacer en este?.

Enfrentarnos a nuevos proyectos también puede hacer que enero se torne más interesante: no vale con tener propósitos de año nuevo, ponlos realmente en marcha.

Tips para sobrellevar el mes de enero:

Manejar la temida cuesta de enero con sentido común. Si la cuesta de enero te aterra, aquí van unos tips para que se te haga más llevadera:

-Planifica tus gastos. Es importante hacer un plan respecto a la economía doméstica, priorizar gastos y procurar no gastarnos más de lo que ingresamos. Aunque haya gastos fijos de los que no puedes librarte, valora todos aquellos variables y plantéate si de verdad son necesarios o si se pueden aplazar, o incluso eliminar.

-Consume de manera responsable. Evidentemente hay gastos fijos de los que no podemos huir como la luz o el agua, pero si podemos reducirlos haciendo un consumo consciente, por ejemplo, procura usar bombillas de bajo consumo, intenta apagar aparatos que consume -aunque poco- en stand by, no abras las ventanas cuando tengas la calefacción puesta, apaga las luces cada vez que salgas de una habitación, etc.

-Cuidado con las rebajas. Una de las trampas de las rebajas es que nos animan a comprar productos que realmente no necesitamos. Por mucho que haya bajado su precio, párate y piensa: ¿de verdad lo necesito?

-Compara precios antes de pagar. Una de las mejores fórmulas para potenciar al máximo el ahorro familiar reside en la comparación de precios antes de realizar cualquier tipo de compra, incluidas las realizadas a través de Internet. Ahora bien, tampoco te fíes de extremadamente barato, porque en la mayoría de las ocasiones, lo barato acaba resultando caro.