Las duchas vaginales, ¿recomendables?

Las duchas vaginales, ¿recomendables?

1080 720 María Blanco Brotons

Durante algún tiempo se les hizo creer a las mujeres que las duchas vaginales eran necesarias si queríamos hacer desaparecer el olor de nuestra vagina y mantenerla limpia y sana. Si bien hay quien todavía cree en esta teoría, los médicos la desaconsejan completamente, pues lejos de mantenernos más sanas, aumentan el riesgo de contraer infecciones y otros problemas de salud.

La ducha vaginal consiste en lavar la parte interna de la vagina con agua u otras mezclas de líquidos como preparados de agua y vinagre, bicarbonato de sodio o yodo. Las duchas vaginales no son lo mismo que lavar la parte externa de la vagina durante el baño o la ducha, lo cual es completamente saludable y necesario. En las duchas vaginales se rocía el interior de la vagina con este preparado.

Los médicos y expertos llevan años desaconsejando completamente esta práctica ya que, lejos de ser algo higiénico y responsable, las duchas vaginales están asociadas a un mayor número de infecciones vaginales, infecciones de transmisión sexual, enfermedad pélvica inflamatoria y embarazos ectópicos.

 

Las duchas vaginales

Y es que, la vagina no necesita ser limpiada por dentro porque es un órgano que se autolimpia. Si tratamos de limpiarla nosotras mismas utilizando duchas y otros elementos, lo que hacemos es eliminar muchos de los microbios normales y sanos, al tiempo que modificamos el balance de pH normal de nuestra vagina, alterando así el equilibrio de nuestra flora vaginal y la acidez natural de una vagina sana. Las bacterias no siempre son dañinas; en la vagina conviven bacterias benignas y también nocivas, y es ese equilibrio lo que permite mantener un ambiente ácido, que a su vez es el encargado de proteger nuestro órgano más íntimo de infecciones e irritaciones. Avasallar este equilibrio con duchas vaginales puede causar el efecto contrario al esperado: un crecimiento exagerado de las bacterias nocivas, lo que la expone mucho más a sufrir candidiasis vaginal o vaginosis bacteriana. Si ya tienes una infección vaginal es posible que la ducha vaginal empuje las bacterias provocando infección más arriba, en el útero, las trompas de Falopio y los ovarios. Lo que podría complicarse mucho más, al causar enfermedad inflamatoria pélvica.

Asimismo, las duchas vaginales también se asocian a problemas durante el embarazo, como embarazos ectópicos y partos prematuros, además de mayor dificultad para quedar embarazada.

Y estos no son los únicos problemas asociados a las duchas vaginales. Algunos estudios han relacionado esta práctica con el cáncer de ovario. Estas investigaciones sugieren que los productos que se utilizan en las duchas pueden introducir ftalatos en el tracto reproductivo e incrementar así el riesgo de cáncer. Sin embargo, estos estudios no son todavía suficientemente concluyentes.

Si queremos tener nuestra vagina limpia y saludable debemos dejar que se limpie por si sola. No debemos intentar que nuestra vagina no huela, porque eso es imposible. Las vaginas huelen a vagina, y cada una tiene su olor particular. Conocerlo, aceptarlo y quererlo es necesario, sólo así, seremos capaces de apreciar si de repente este cambia o se produce un olor extraño que nos indique algún problema. Si te preocupa el olor vaginal, no dudes en consultárselo a tu médico o enfermera, pero no intentes eliminarlo por ti misma a base de lavados y químicos. La vagina se limpia naturalmente mediante la formación de mucosa y la mucosa barre la sangre, el semen y el flujo vaginal.

Lavar la parte externa de la vagina con agua tibia y, si quieres, con jabón neutro cuando te bañes o duches sí es una práctica saludable y necesaria. Si tu piel es sensible o sufres infecciones vaginales frecuentes, puede que el jabón, por muy suave que sea, te cause sequedad e irritación, por lo que, utilizar sólo agua es más que suficiente.

Fuentes:
https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/douching#12
https://www.infosalus.com/mujer/noticia-duchas-vaginales-practica-recomendable-20150715070934.html
https://www.bbc.com/mundo/noticias-37276478