Postres saludables para comer en la búsqueda de un embarazo

Postres saludables para comer en la búsqueda de un embarazo

1000 750 Daisy Rosas

Estar intentando tener un bebé no es sinónimo de sacrificios inhumanos. Bien es cierto que es el momento de nuestra vida en el que más debemos cuidar nuestra alimentación y procurar llevar un estilo de vida más saludable, pero esa ecuación no deja fuera a los postres deliciosos, porque sí, de vez en cuando, podemos salir de la pieza de fruta y darnos un capricho, porque un buen postre también puede ser sano, sabroso, dulce, apetitoso y riquísimo. ¡Toma nota!:

Ciruelas al horno con miel

Ingredientes para cuatro personas: Mantequilla; 4 ciruelas rojas partidas por la mitad y sin hueso; 4 cucharadas de almendras picadas; 4 cucharadas de miel; una pizca de jengibre rallado o de nuez moscada rallada; helado de vainilla (opcional) para acompañar.

Preparación
Engrasamos una fuente de horno lo suficientemente grande como para poder colocar las mitades de las ciruelas en una sola capa y precalentamos el horno a 200 ºC. Colocamos las ciruelas en la fuente, con la parte donde estaba el hueso hacia arriba. Espolvoreamos las almendras y echamos encima la miel. Metemos en el horno durante unos 12–15 minutos o hasta que las ciruelas estén cocidas y las almendras doradas. Sacamos del horno y servimos inmediatamente, si nos apetece podemos acompañarlas con un poco de helado de vainilla.

Helado de mango

Ingredientes para 5 o 6 bolas: 350 gramos de mango sin piel y cortado; 100–120 ml de leche desnatada; 150 mg de yogurt griego sin azucar; 30 gramos de azúcar moreno.

Preparación: Mezcla todos los ingredientes en la licuadora hasta que no haya grumos. Coloca en un recipiente apto para la congelación y congela entre 3 y 4 horas. Para que la textura te quede aún más suave, cuando sea el momento de remover, pasa la mezcla por la trituradora o licuadora y lleva de nuevo al congelador.

Postres saludables cuando se busca un embarazo

Compota de manzana

Ingredientes: 4 manzanas rojas o verdes; 1 cucharadita de esencia de vainilla o una vaina de vainilla, un vaso grande de agua, una bolsita de té de alguna fruta.

Preparación: Hervir el agua en una olla mediana. Cuando alcance el hervor, retirar el agua del fuego y añadir la bolsa de té. Dejar que la infusión descanse unos diez minutos. Mientras tanto, se van lavando y pelando bien las manzanas y se cortan en gajos de unos 0,5 cm de espesor. Añadimos esos trozos de manzana junto con la vainilla a la infusión del té y volvemo a llevar la olla a fuego medio durante 15 minutos hasta que hierva. Retiramos y dejamos enfriar. Cuando la mezcla esté fría, pasamos los trozos de manzana por la batidora y ¡ya está lista nuestra compota de manzanas!

¿Aún no eres una WOOMer? ¿Qué esperas? Descarga la app AQUÍ