¿Hay posturas que nos ayudan a dormir mejor?

¿Hay posturas que nos ayudan a dormir mejor?

1084 844 María Blanco Brotons

Despertarse después de dormir 8 horas sintiendo dolores por todo el cuerpo y con la sensación de no haber descansado bien está a a la orden del día y aunque esto suele deberse a muchos factores, las malas posturas durante el sueño suele estar entre ellos. ¿Te has parado a pensar en la forma que adoptas cuando acuestas por la noche?, esta puede estar afectando desde al descanso, dolor de cuello y apnea de sueño hasta problemas de circulación o pesadillas.

Ante todo debéis saber que no existe una única postura perfecta que debamos mantener durante toda la noche. Nuestra columna tiene unas curvaturas pensadas para repartir una determinada carga y presión, y como norma general, la mejor postura será la que mantenga esas curvaturas en su posición fisiológica. Por la noche cambiamos muchas veces de postura y no es que exista una buena y el resto malas, sin embargo, todos los expertos coinciden en que las más aconsejables son las de lado y boca arriba.

Aunque no existe un consenso absoluto, muchos especialistas apuestan por dormir de costado como la postura más saludable. Esta postura evita los dolores cervicales y de espalda, disminuye los ronquidos, mejora la respiración y reduce el reflujo gastroesofágio. Entre dormir de lado izquierdo o derecho, la mayoría se decantan por el izquierdo. De hecho hay quienes piensan que estos beneficios sólo son atribuibles al lado izquierdo, ya que dormir de lado derecho impide que algunos órganos -como el estómago, por ejemplo- funcionen correctamente.

 

posturas que nos ayudan a dormir mejor

Sobre lo que no hay duda es de que si se está embarazada, sin duda dormir de lado izquierdo es lo más recomendable ya que, en el lado contrario está situada la vena cava, una de las mayores del cuerpo. Al dormir de lado izquierdo evitamos la presión del peso del cuerpo sobre esta vena, favoreciendo la irrigación de sangre hacia la placenta, aportando mayor cantidad de oxígeno y nutrientes al bebé.

Aunque esta postura también conlleva unos cuantos contras: al hacer reposar al cuerpo sobre las extremidades se puede provocar excesiva presión sobre las extremidades y estrés en los nervios y músculos del brazo. Debemos tener especial cuidado si tenemos un hombro dañado, y evitar dormir en ese lado. Por otro lado, la fricción que se produce entre la cara y la almohada puede hacer que aumenten las arrugas en ojos, pómulos y barbilla.

Otra postura bien valorada por los científicos es la de boca arriba. A pesar de que apenas un 8% de las personas duermen boca arriba varios estudios y expertos elogian las virtudes de esta posición. Lo mejor es que permite que la cabeza, el cuello y la columna vertebral mantengan una posición neutral, lo que la convierte en una excelente opción para quienes sufren dolor en esas partes del cuerpo. Además es una postura que, en casos de haber tenido cenas pesadas, reduce la sensación de acidez. El mayor inconveniente de esta postura es que favorece los ronquidos y las apneas del sueño, ya que en esta postura la lengua se desplaza hacia la faringe y disminuye la apertura faríngea, obstruyendo el paso del aire. Y si te ha preocupado lo de las arrugas de la postura de lado, sabed que durmiendo boca arriba, no tendremos ese problema.

Si padecemos lumbalgias, lo más recomendable es adoptar la postura fetal, es decir, de lado y con las piernas flexionadas. La curvatura de la espalda en esa posición libera tensión de las vértebras lumbares, aunque la alineación no es óptima. Para mejorar un poco esta postura podemos colocar un almohadón entre las piernas. Si dormimos de lado debemos evitar estirar una pierna y encoger la otra, ya que en ese postura la pelvis se encuentra girada.

Y en la otra cara de la moneda se encuentra la peor postura para dormir: boca abajo. Esta postura causa mucho dolor de cuello, debido a la excesiva rotación a la que exponemos a la columna, lo que afecta a músculos, articulaciones y nervios. Dormir boca abajo puede provocar tendinitis, lumbalgias, cervicalgias… Si, pese a todo esto, es la única postura en la que concilias el sueño, procura, al menos, utilizar una almohada muy fina.

 

Fuentes:
https://www.elmundo.es/vida-sana/cuerpo/2016/10/27/5809dd2c46163ffb5e8b4579.html
https://ecoosfera.com/mejor-postura-para-dormir-posiciones-malas/
https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-04-10/por-que-dormir-de-espaldas-es-la-mejor-posicion-para-tu-salud_1546022/
https://www.cuerpomente.com/salud-natural/terapias-naturales/la-mejor-postura-para-dormir_359
https://www.vitonica.com/wellness/cual-es-la-mejor-y-la-peor-postura-para-dormir