¿Qué es y cómo afecta la adenomiosis a la fertilidad?

¿Qué es y cómo afecta la adenomiosis a la fertilidad?

1080 768 Marian Requena González

La adenomiosis es una enfermedad uterina que se produce cuando parte del tejido del endometrio traspasa hasta el miometrio, que es la capa muscular del útero. Esta enfermedad puede conllevar grandes dolores y sangrados tanto en las reglas como en momentos intermedios del ciclo, y además, complicar mucho el que se pueda conseguir un embarazo, puesto que puede dificultar el encuentro entre el óvulo y los espermatozoides además de afectar al transporte del embrión al lugar de implantación. Es por ello, que la adenomiosis está relacionada con los abortos de repetición.

adenomiosis

¿En qué consiste la adenomiosis?

Para entender bien en qué consiste la adenomiosis, antes debemos tener claro que el útero tiene dos capas, una interna llamada endometrio que recubre la superficie de la cavidad uterina y otra muscular, llamada miometrio, que es la responsable de la contracciones en el momento del parto. El endometrio es la parte del útero que se prepara cada mes para albergar la implantación de un embrión y formar la placenta en caso de que se produzca un embarazo y si no lo hace, se desprende y causa la menstruación. Endometrio y miometrio mantienen una estrecha relación, pero deben estar bien delimitados para evitar problemas.

Endometriosis interna

La adenomiosis también se conoce como la endometriosis interna, y afecta al 1% de las mujeres, especialmente -aproximadamente en un 80% de los casos- cuando son mayores de 40 años y han tenido más de un parto. Cuando esto ocurre el endometrio en lugar de crecer hacia afuera y producir la capa superficial necesaria para la anidación del embrión, lo hace hacia dentro, provocando un engrosamiento del útero y que se rompa la barrera entre el endometrio y el miometrio.

Aproximadamente un tercio de los casos son asintomáticos, mientras que en los dos tercios restantes puede manifestarse de diferentes formas, las más comunes son: periodos menstruales demasiado prolongados o abundantes; dolor durante las relaciones sexuales; sangrado no relacionado con la menstruación; anemia provocada por el sangrado abundante; dolor en la parte baja de la espalda y dificultad para conseguir un embarazo.

No afecta directamente a la fertilidad

La adenomiosis no afecta directamente sobre la fertilidad, sin embargo esta condición puede interferir en el transporte de los espermatozoides en su camino hasta el óvulo y/u obstaculizar el proceso de implantación del embrión.

No se conocen cuáles son las causas específicas que provocan adenomiosis, sin embargo, su crecimiento está asociado con la actividad hormonal de los ovarios, y en particular con la producción de estrógeno. Hasta ahora, el diagnóstico de esta enfermedad solía ser difícil dado que sus síntomas son inespecíficos y es frecuente que coexista con otras enfermedades pélvicas. Esta situación ha provocado que a menudo se haya infradiagnosticado.

Sin embargo, gracias a las mejoras en los aparatos de ecografías actuales, así como a una mayor conciencia sobre su existencia se diagnostica más y mejor. Para diagnosticar esta condición se realiza primero un examen pélvico, para comprobar el tamaño del útero, ya que, la adenomiosis puede ocasionar que este tenga un tamaño dos o tres veces mayor que el normal, así como la presencia de adenomiomas. Después se lleva a cabo una ecografía transvaginal y si esta no aporta suficiente información, se realiza una resonancia magnética.

¿Cómo debe ser el tratamiento?

El tratamiento debe ser individualizado y depende mucho de la gravedad de los síntomas, la edad de la paciente y los deseos de esta de quedarse embarazada, ya que el único tratamiento totalmente eficaz para acabar con la adenomiosis profunda es extirpar quirúrgicamente el útero. Sin embargo, existen métodos farmacológicos orientados a aliviar los síntomas como analgésicos, anticonceptivos hormonales, antiestrógenos o medicamentos análogos de la hormona liberadora de gonadotropinas. Muchos de estos tratamientos son eficaces para acabar con la sintomatología de la enfermedad, pero resultan incompatibles con el embarazo.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Cuando se está buscando un embarazo y se padece adenomiosis los tratamientos de fecundación in vitro pueden ayudar a solucionar algunas de las limitaciones que provoca esta condición. Asimismo, y dependiendo del tamaño y la extensión de las lesiones, puede estar indicado un tipo de tratamiento quirúrgico consistente en la eliminación del tejido adenomiótico y reconstruir la pared del útero.

Descárgate WOOM aquí