Aleja el estrés de la búsqueda con una simple rutina de ejercicios

Aleja el estrés de la búsqueda con una simple rutina de ejercicios

1080 768 María Blanco Brotons

La búsqueda de un embarazo que se resiste a llegar puede generar mucho estrés, algo que no favorece mucho a la concepción. Por eso, buscar fórmulas para alejarlo de nuestras vidas, especialmente en estos momentos, se vuelve más necesario que nunca.

Además de poco beneficioso para lograr un embarazo, el estrés es una problema bastante peligroso, con capacidad de cambiar nuestras funciones básicas e incluso llegar a enfermarnos. Son muchos los estudios que aseguran que una de las mejores armas para luchar contra el pernicioso estrés es el ejercicio físico; tan sólo con una pequeña rutina diaria puede reducirse notablemente nuestra ansiedad. ¿Cómo es posible?, por un lado el ejercicio hace que liberemos endorfinas, también llamadas hormonas del bienestar, que como su propio nombre indica, nos hacen sentir bien. Además, mejora la circulación de la sangre, permitiendo al oxígeno llegar mejor a todos los órganos y facilitando el aporte adecuado de sangre y nutrientes. Asimismo, la actividad física nos hace sentir más enérgicas y fuertes.

Con esta sencilla rutina de ejercicios no necesitarás más de media hora o cuarenta y cinco minutos al día y no tienes necesidad de apuntarte al gimnasio ni a ninguna actividad grupal, podrás realizarlos en casa tranquilamente. Eso sí, si quieres ver resultado, has de ser constante.

Ejercicios al aire libre: andar, correr o montar en bici son ejercicios saludables y muy fáciles de poner en marcha que nos harán sentir muy bien. Entre media hora y una hora de caminata al día te permitirá disfrutar del aire libre, alejar malos pensamientos, salir de casa y por supuesto activar el cuerpo. Es importante hacerlo a buen paso y todos los días. En la misma línea, salir a correr durante 10 o 20 minutos al día es otro de los ejercicios más beneficiosos y sencillos que hay. Lo suyo es buscar un camino habilitado para ello y evitar horas de mucho calor. Finalmente, si no tienes problemas articulares, un paseo en bici es perfecto para fortalecer músculos, optimizar tu respiración y por supuesto, aliviar el estrés. También podemos alternar y salir unos días a andar, otros a correr y otros en bici, adaptándolo a la disponibilidad de tiempo que tengamos.

 

rutina de ejercicios

Si preferimos quedarnos en casa, esta sencilla rutina formada por cuatro ejercicios muy elementales y fáciles de llevar a cabo, nos ayudarán a relajar y estirar el cuerpo, ganaremos elasticidad y nos otorgamos 20 minutos para nosotras mismas que servirán para alejar el estrés.

Tumbadas en el suelo colocamos bajo la espalda un cojín que llegue hasta la zona lumbar, de tal manera que el pecho quede más elevado que las piernas. Colocamos otro cojín sobre la cabeza y extendemos los brazos. Cruzamos las piernas de modo que las rodillas queden a ambos lados y tomamos aire durante 10 segundos, lo retenemos 5 y espiramos con sonoridad. Repetimos y mantenemos la posición durante 5 minutos. Notaremos cierta tensión en la cintura y la espalda, ya que este ejercicio es perfecto para relajar la espalda y la mente.

Para el segundo ejercicio necesitamos un cubo o taburete pequeño o bien unos cojines firmes con los que podamos elevar la zona de los glúteos y el abdomen. Una vez hayamos colocado el soporte bajo esa zona juntamos las rodillas y estiramos los brazos en forma de cruz. El siguiente paso consiste en cerrar los ojos y respirar profundamente. Con esta postura, al quedar la cabeza un poco más baja que el resto del cuerpo, facilita la circulación hasta el cerebro. Mantenemos la posición 5 minutos mientras respiramos de la misma manera que con el ejercicio anterior.

El tercer ejercicio lo haremos frente a una pared, tumbadas de tal forma que se puedan estirar las piernas sobre la misma. Colocaremos un cojín bajo la espalda un un paño para taparnos los ojos, facilitando así la relajación. De nuevo, el pecho queda más elevado que la cabeza y los brazos permanecen estirados y relajados. Volvemos a mantener durante 5 minutos mientras respiramos y espiramos con en los anteriores ejercicios.

Finalmente, el cuarto ejercicio ayudará a estirar los hombros, cuello y espalda. Es importante no forzar esta postura y llevarla a cabo dentro de nuestras posibilidades. Arrodilladas sobre una alfombra o esterilla de yoga colocamos un cojín sobre los talones y con cuidado doblamos el torso hacia atrás, de manera que podamos tocar con las manos el cojín situado sobre los pies. Mantén la postura durante 1 minuto mientras notas como la zona de los hombros se va estirando. Luego relájate, vuelve a la posición normal y realiza de nuevo el ejercicio unas 5 veces.

Recuerda que el objetivo de estos ejercicios no es que te canses sino que relajes tu cuerpo mientras que, con una adecuada respiración, alivias los malos pensamientos y alejas el estrés y la ansiedad.

Déscargate WOOM aquí

Fuentes:

https://mejorconsalud.com/combatir-el-estres-con-pequenos-ejercicios-fisicos/

https://mejorconsalud.com/ejercicios-aliviar-estres-mejorar-humor/