Obesidad y fertilidad, una relación incompatible

Obesidad y fertilidad, una relación incompatible

2560 1766 María Blanco Brotons

La obesidad puede ser una causa de infertilidad, tanto en mujeres como en hombres, ya que provoca alteraciones hormonales que pueden interferir tanto en la concepción como en el desarrollo del embarazo. Se ha llegado incluso a sugerir, que el 12% de la infertilidad primaria es consecuencia de problemas de peso. Si estás buscando un embarazo, tanto de manera natural como con la ayuda de técnicas de reproducción asistida, y tienes sobrepeso u obesidad, debes comenzar por tratar esta situación. Te contamos de qué manera este trastorno puede comprometer tu fertilidad:

Obesidad en las mujeres.

-Exceso de estrógenos. Los estrógenos son las hormonas sexuales femeninas que se producen, principalmente, en los órganos reproductivos, pero también en otras zonas del organismo, como en los lipocitos o células grasas. Por ello, las mujeres obesas o con exceso de peso, suelen tener mayor cantidad de estrógenos. Un exceso de estas hormonas puede desequilibrar el sistema reproductivo, y provocar una serie de trastornos que interfieren en la fertilidad. Incluso cuando se consigue un embarazo, el exceso de estrógenos puede incrementar las probabilidades de sufrir un aborto espontáneo.

-Síndrome de ovarios poliquísticos (SOP). Otro trastorno asociado a la obesidad y al sobrepeso es el SOP. Esta condición provoca el desarrollo y crecimiento de quistes en los ovarios, y es una de las mayores causas de anovulación -ausencia de ovulación-, lo que, por consiguiente, provoca esterilidad. Asimismo, las mujeres con SOP tienen mayor riesgo de sufrir diabetes o problemas cardíacos. Se ha comprobado que el hecho de perder peso, resulta muy beneficioso para curar parte de este trastorno; simplemente reduciendo un 5% del peso corporal, los beneficios son cuantiosos.

-Hipotiroidismo. Esta enfermedad es propia de la tiroides, y se caracteriza por una producción hormonal anormal proveniente de esta glándula. El hipotiroidismo suele provocar que las personas que la sufren ganen peso y posteriormente les cueste mucho perderlo. Los desórdenes de niveles hormonales asociados al sobrepeso pueden provocar períodos de menstruación irregulares e incluso a ausencia de ovulación.

-Defectos en la fase lútea. La obesidad también provoca que se produzcan desórdenes hormonales que descontrolan los ciclos menstruales y por lo tanto el correcto desarrollo del endometrio. Durante la segunda mitad del ciclo, también llamada fase lútea, el cuerpo lúteo se encargará de producir progesterona a fin de engrosar el endometrio. Si la fase lútea dura mucho o por el contrario, no dura lo suficiente, los niveles de progesterona no serán adecuados. Si el endometrio no es favorable, el embrión no se podrá implantar, dando lugar a abortos espontáneos.

-Menor probabilidad de éxito en tratamientos de reproducción asistida. Debido a estos desórdenes hormonales, las probabilidades de éxito en los tratamientos médicos también se ve comprometida.

Obesidad e infertilidad en los hombres .

La obesidad puede ser una causa de infertilidad en los hombres. Esta también se relaciona con alteraciones hormonales en los varones que pueden desembocar en una disminución de la calidad seminal. Los factores que se ven más afectados son el volumen del eyaculado, el recuento espermático y la motilidad de los espermatozoides.

Asimismo, los hombres con sobrepeso u obesidad también suelen tener un nivel bajo de testosterona, lo que puede provocar disfunción eréctil y la consiguiente dificultad para lograr un embarazo de forma natural.

También existen otras enfermedades asociadas a la obesidad que afectan directa o indirectamente a la fertilidad. De manera directa encontramos, por ejemplo, la diabetes severa, que puede derivar en eyaculación retrógrada y de manera indirecta, algunos fármacos, como los necesarios para el control de la hipertensión, reducen la capacidad de los espermatozoides para fecundar el óvulo.

Descarga la app aquí