Pólipo endometrial. ¿A qué se deben? ¿afectan la fertilidad?

Pólipo endometrial. ¿A qué se deben? ¿afectan la fertilidad?

1080 722 María Blanco Brotons

Los pólipos endometriales, o también llamados uterinos, son carnosidades blandas del endometrio que contienen en su interior abundantes vasos sanguíneos y glándulas endometriales que responden a estímulos hormonales. La inmensa mayoría de ellos son benignos -menos del 5% pasan a ser cancerosos o precancerosos- sin embargo, pueden ser causa de esterilidad e infertilidad, ya que pueden impedir la implantación del embrión o bien causar abortos espontáneos.

Entre el 15 y el 32% de las mujeres con problemas de esterilidad, presentan pólipos en el útero, aunque la incidencia es mayor en mujeres mayores de 40 años. Si bien se desconocen las causas que llevan a que se formen estas estructuras, si se conocen algunos factores de riesgo que pueden favorecer su aparición y desarrollo, como:

-Unos niveles de estrógeno altos

-Que las mujeres tengan entre 40 y 65 años

-El sobrepeso y la obesidad

-La anovulación crónica

-Insuficiencia lútea, es decir la insuficiente producción de progesterona por el cuerpo lúteo.

-Hipertensión arterial y Diabetes Mellitus

-Inflamación crónica del útero

-Tratamientos oncológicos con tamoxifeno

-Algunas enfermedades genéticas, como el Síndrome de Lynch o el Síndrome de Cowden.

-Los tratamientos hormonales en mujeres postmenopaúsicas.

pólipo endometrial

Los pólipos no suelen causar síntomas evidentes en las mujeres; de hecho es habitual que muchas mujeres descubran que los tienen tras una revisión ginecológica rutinaria o en aquellas que van a consulta porque no consiguen quedarse embarazadas. El único síntoma que puede avisar de su presencia son sangrados uterinos anormales que pueden ser, reglas muy abundantes, sangrados intermenstruales e incluso sangrado tras mantener relaciones sexuales. Se cree que entre el 10 y el 30% de los sangrados irregulares están relacionados son la presencia de pólipos endometriales, de hecho, son la causa principal en la etapa cercana a la menopausia.

Su incidencia en la infertilidad es muy importante. Esta patología está detrás de entre el 15 y el 25% de los casos de infertilidad por causa femenina, y es que, los pólipos endometriales puede afectar por varias razones: por un lado, puede dificultar el camino de los espermatozoides hacia el óvulo, ya que se ha observado que las pacientes con pólipos tienen aumentada la glicodelina, una proteína que inhibe la unión entre el óvulo y el espermatozoide. Por otro lado, supone un obstáculo para la implantación del embrión en el endometrio, ya que estos afectan al desarrollo endometrial al provocar sangrados y crear un ambiente poco apropiado para que se de la implantación. Además, los pólipos endometriales constituyen un factor de riesgo de aborto espontáneo.

 

El tamaño de los pólipos es determinante a la hora de dificultar el embarazo; cuando tienen un tamaño inferior a 1 centímetro no se reducen las posibilidades de que se produzca el embarazo, sin embargo sí aumentan las probabilidades de un aborto espontáneo, que pueden llegar incluso hasta triplicarse.

 

Al diagnóstico de pólipos endometriales se llega mediante ecografía transvaginal y una posterior histeroscopia para confirmarlo. El tratamiento que se sigue para eliminarlos suele ser la extirpación de los mismos mediante histeroscopia, aunque si son pequeños, también se pueden eliminar mediante un raspado o curetaje. Ambos procesos son de cirugía menor ambulatoria. Una vez extirpados, el tejido extraído se debe analizar para determinar si se trata de un tumor benigno o si se ha malignizado.

 

Fuentes:
https://www.reproduccionasistida.org/polipos-uterinos/
http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/ginecologia/vol52_n2/pdf/A05V52N2.pdf
https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/ginecologia/aparato-genital-femenino/polipos-utero-infertilidad/index.html
https://tusdudasdesalud.com/reproduccion-asistida/fertilidad/polipos-endometriales-fertilidad/