¿Es posible el embarazo con un solo ovario?

¿Es posible el embarazo con un solo ovario?

1080 768 María Blanco Brotons

Si bien las probabilidades de conseguir un embarazo teniendo un solo ovario no disminuyen, sí lo hace tu ciclo menstrual. Cuando una mujer tiene dos ovarios, lo normal es que estos se alternen mensualmente en la ovulación; sin embargo cuando solo hay uno, el ovario que queda se suele hacer cargo de la función del otro, por lo que la menstruación sigue teniendo una periodicidad normal, pero la menopausia tiene lugar antes. Por lo que, si quieres tener un hijo y solo tienes un ovario debes ser muy consciente de que tendrás menos tiempo para lograr quedar embarazada.

Los ovarios son unos órganos bilaterales, ubicados uno a la derecha y otro a la izquierda del útero, cuya función principal es producir óvulos y liberar uno por ciclo, bien desde el ovario derecho, bien desde el izquierdo, turnándose así hasta el término del ciclo reproductivo de la mujer. Asimismo, los ovarios son los encargados de producir las hormonas sexuales femeninas que, entre otras funciones, se encargan de preparar el útero para acoger un embarazo.

embarazo con un sólo ovario

Si sólo tienes un ovario este sigue manteniendo su función de ovulación y de regulación de hormonas, por lo que, tus posibilidades de lograr un embarazo permanecen intactas, siempre y cuando, la trompa que conecte el ovario sano con el útero también esté en buenas condiciones. Si la trompa de Falopio no está bien hay muy pocas posibilidades de que se pueda conseguir un embarazo de manera natural.

Recomendaciones para quedar embarazada con un solo ovario

La recomendación habitual, sin importar el número de ovarios, es intentar el embarazo de manera natural durante, al menos, doce meses. Sin embargo, si eres mayor de treinta años y sólo tienes un ovario, es recomendable que acudas antes de ese tiempo a tu médico para que compruebe si tienes la trompa obstruida o algún otro problema, y te recomiende el tratamiento más adecuado. Las evidencias estadísticas sitúan la tasa de embarazo prácticamente al mismo nivel en mujeres con un ovario sometidas a fecundación in vitro o a tratamiento farmacológico, que en mujeres con dos ovarios sometidas a los mismos tratamientos; sin embargo, aquellas con un sólo ovario suelen necesitar dosis superiores de medicación o necesitar más tiempo hasta conseguir el mismo estado de estimulación.