¿Cómo son los síntomas que provocan los quistes en los ovarios?

¿Cómo son los síntomas que provocan los quistes en los ovarios?

1080 768 Marian Requena González

Los quistes ováricos son sacos o bolsas llenos de líquido que se forman dentro o en la superficie de los ovarios. Es normal que las mujeres tengan algún quiste a lo largo de su vida; la mayoría ni presentan molestias -o cuando lo hacen, estas son muy leves- ni resultan perjudiciales. Además, lo habitual es que desaparezcan sin necesidad de tratamiento en unos pocos meses. Sin embargo, los quistes ováricos también pueden producir síntomas graves, algo que suele suceder cuando crecen más de lo normal o se rompen, por lo que es importante saber reconocer cuáles son.

sintomas-quistes-ovarios

Tipos de quistes

Existen distintos tipos de quistes ováricos; los más comunes son los quistes funcionales, que se forman durante el proceso de ovulación. Cada mes, durante el ciclo menstrual, crece un folículo -quiste- en el ovario, en este folículo es donde se desarrolla un óvulo. Cuando el óvulo madura, se desprende del folículo, en el proceso que llamamos ovulación. Si el folículo no logra abrirse sigue acumulando líquido en su interior formando un quiste, el cual se denomina quiste folicular. Todo folículo no roto que alcanza, por lo menos, 2,5 cm de diámetro se de denomina quiste folicular. Este tipo de quiste es el más común de todos, suele desaparecer espontáneamente después de algunas semanas y sobre todo le ocurre a mujeres jóvenes.

Durante el proceso de ovulación también puede producirse un quiste del cuerpo lúteo, que aparece cuando, después de su rotura -la del folículo- y tras liberar el óvulo, vuelve a cerrarse pasando a acumular líquido en su interior. Este tipo de quistes suelen tener más de 3 cm de diámetro, y al igual que el folicular, desaparece espontáneamente tras unas semanas.

Los más frecuentes

Asimismo, existen otros tipos de quistes ováricos, nombraremos los más frecuentes; las mujeres con endometriosis pueden desarrollar quistes en los ovarios, en este caso reciben el nombre de endometriomas; estos sí suelen ser dolorosos,( aunque a veces son asintomáticos)  especialmente durante el período menstrual o durante las relaciones sexuales. Cuando los endometriomas se rompen pueden ocasionar dolor abdominal intenso y fiebre. También puede aparecer el llamado quiste dermoide, que es un tumor benigno que suele afectar a mujeres jóvenes. Aunque es una lesión benigna, en algunos casos raros pueden ser malignos,  por lo que es importante eliminarlos para examinarlos si son muy grandes o tienen un gran crecimiento. Este tipo de quiste también puede causar dolor, ya que pueden llegar a crecer bastante. Finalmente, el cistoadenoma es otro tumor ovárico benigno que puede llegar a hacerse muy grande -hasta 20 cm de diámetro-. Este tipo de quiste puede presentarse en ambos ovarios y normalmente se necesita ayuda médica para eliminarlo.

Principales síntomas

Como ya hemos comentado, la mayoría de los quistes ováricos no causan síntomas y desaparecen solos después de algunas semanas; sin embargo, cuando crecen mucho, se produce una rotura del mismo o una torsión de este, si ocasiona síntomas. Los más habituales son: dolor pélvico, sordo o intenso en la parte inferior del abdomen, del lado del quiste; dolor durante las relaciones sexuales; distensión abdominal, náuseas, ganas de orinar con frecuencia; dificultad o dolor al defecar; sensación de saciedad o pesadez en el abdomen e hinchazón. Cuando se produce rotura en el quiste puede ocasionar un sangrado vaginal, aunque no es un síntoma muy común. Tanto la rotura como la torsión de quiste puede ocasionar un dolor unilateral pélvico o abdominal muy intenso, lo suficiente como para provocar náuseas o vómitos. Los quistes no suelen causar ni infertilidad ni cambios menstruales, a excepción del endometrioma, que podría provocarlo.

Decarga WOOM en Google Play y en la Apple Store

Es importante acudir rápidamente al médico si el dolor resulta muy intenso o repentino y si viene acompañado de fiebre o vómitos, así como si notamos de repente la piel fría y húmeda, respiración rápida y aturdimiento o debilidad. Igualmente, debemos llamar a nuestro médico si durante las últimas dos semanas hemos notado una sensación muy rápida de saciedad, pérdida de apetito o una bajada de peso sin haber hecho nada para ello.

Descárgate WOOM aquí