Fumadora o ex fumadora, esto te interesa: ¿Cómo afecta el tabaco a nuestra fertilidad?

Fumadora o ex fumadora, esto te interesa: ¿Cómo afecta el tabaco a nuestra fertilidad?

Fumadora o ex fumadora, esto te interesa: ¿Cómo afecta el tabaco a nuestra fertilidad?

2560 1707 María Blanco Brotons

No decimos nada nuevo al prevenir sobre los nocivos efectos del tabaco en nuestra salud. No debe haber nadie que no sepa ya, que el tabaco está detrás de muchas muertes por cáncer, enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Sin embargo, aunque estos son los efectos más famosos, no son los únicos. ¿Cómo afecta el tabaco a la fertilidad femenina? Pocas personas son conscientes de que fumar, además, reduce nuestras posibilidades de tener hijos.

¿Cómo afecta el tabaco a nuestra fertilidad?

Tanto los hombres como las mujeres fumadoras pueden tener problemas en sus sistema reproductor debido a este hábito. Se sabe que en los hombres la calidad del semen empeora, porque los espermatozoides pierden movilidad y cantidad. Además, la nicotina y otros de los componentes tóxicos del tabaco pueden originar la fragmentación del ADN de los espermatozoides por no hablar de la disfunción eréctil, otro de los problemas asociados al tabaquismo y los hombres. Pero en este artículo vamos a centrarnos en como afecta el tabaco a la fertilidad femenina.

Efectos del tabaco en la fertilidad femenina

Como ya sabemos, las mujeres nacemos con un número de óvulos determinados y finitos. Estos se van liberando mes a mes en cada ciclo menstrual, hasta llegar a la menopausia. Los componentes químicos que contienen los cigarrillos -nicotina, cianuro, monóxido de carbono, etc-, e incluso el humo del tabaco, tienen altos niveles de toxicidad que originan la pérdida acelerada de los óvulos. Para entenderlo de una manera más directa, la nocividad del tabaco es tan alta, que es como si adelantamos entre dos y diez años nuestra edad reproductiva. En ocasiones el tabaco puede llegar a producir una menopausia precoz o temprana.

El tabaco afecta a los reactivos del oxígeno de nuestro cuerpo, lo que incide directamente sobre el ADN de todas nuestras células, incluyendo, claro está, a los ovocitos. Se cree que el tabaco es una de las fuentes más importantes de problemas a la hora de conseguir un embarazo, incluso si recurrimos a técnicas de reproducción asistida. Según la ASRM -American Society for Reproductive Medicine- el 13% de los casos de infertilidad pueden ser atribuidos directamente al tabaco. Además, las fumadoras pasivas no están exentas de riesgos, ya que se ha comprobado que estas presentan un mayor riesgo de complicaciones sobre las mujeres que ni son fumadoras ni están expuestas al tabaco.

El hecho de fumar cada vez en edades más tempranas suponen un problema más . Esto se debe a que el tabaco también afecta a la hormona reguladora de la ovulación implicando una menor actividad ovulatoria.

Es decir, por un lado, las mujeres fumadoras van a tener más dificultad para lograr un embarazo. Esto se debe a que los componentes tóxicos presentes en un cigarro, empeoran la calidad de los ovocitos y de los embriones, incrementando además, las anomalías cromosómicas de los óvulos, lo que se traduce en un aumento de las posibilidades de aborto.

Efectos del tabaco en el feto

Pero los problemas que puede ocasionar el tabaco para nuestra descendencia no se quedan únicamente en las posibilidades de concebir. Además el peligro se extiende durante el embarazo pudiendo afectar al feto. Si consigues quedarte embarazada siendo fumadora, tendrás más posibilidades de sufrir un parto prematuro, un embarazo extrauterino, muerte fetal, aborto espontáneo, bebés con bajo peso al nacer, un mayor riesgo de muerte súbita lactante y una mayor propensión del bebé a padecer asma, alergias e infecciones respiratorias y de oído.

Efectos del tabaco en los tratamientos de reproducción asistida.

Si estás planteándote o comenzando un tratamiento de reproducción asistida debes saber también, que el tabaco va a complicar estos tratamientos. Las fumadoras que se someten a un tratamiento de reproducción asistida suelen necesitar una mayor dosis de gonadotropina durante la estimulación ovárica, ya que el tabaquismo puede reducir el número de óvulos obtenidos y provocar que estos no tengan la misma capacidad de fecundación. Esto se traduce en una menor probabilidad de conseguir un embarazo o bien, la consecución de muchos más abortos.

Llevar una vida más saludable influirá no sólo en la fertilidad, sino también en una mejor salud y en proporcionar una mejor calidad de vida tanto a las personas que cambiaron sus hábitos como a aquellas otras que viven o se relacionan con ellas.

Descarga la app aquí