Ventajas de la menopausia, no todo es tan negro

Ventajas de la menopausia, no todo es tan negro

2560 1709 María Blanco Brotons

La menopausia es una etapa que todas las mujeres hemos de pasar. Hasta hace poco esto era sinónimo de hacerse mayor, de sofocos, de engordar, de envejecer… sin embargo, hoy en día, que tenemos una esperanza de vida mayor y los cincuenta son los nuevos cuarenta, la menopausia abre toda una ventana de posibilidades a disfrutar la vida de una manera mucho más relajada y libre. Si hasta ahora o te habías parado a pensar en todos los beneficios que nos ofrece la menopausia, aquí te damos unos cuantos.

Dejamos de tener la regla.

Aunque asumamos la regla como algo natural y podamos aprender a quererla, lo cierto es que tener la regla cada mes, es un rollo. Con la menopausia se acabaron todas la preocupaciones que rodean este tema: que si justo me baja el día que salgo de viaje, que si me ha pillado desprevenida sin tampones, compresas o copa menstrual a mano, dejamos de gastar dinero en todos estos productos para la menstruación, no nos tenemos que preocupar por la ropa que nos pongamos esos días del mes, la gente deja de decirte eso de “déjala, está de mal humor porque le va a venir la regla”… vaya, si lo piensas bien, dejar de tener la regla no viene nada mal.

El sexo adquiere nuevas dimensiones

Y es que, cuando podemos afrontar las relaciones sexuales sin preocuparte por embarazos no deseados ni por los días menstruales o premenstruales, somos mucho más libres para disfrutar del sexo como deseamos. Por otro lado, si bien es cierto que al principio de la menopausia es muy normal que la libido caiga en picado, hay algunos estudios que defienden que las experiencias sexuales en esta etapa son mucho más placenteras. Lo importante es no dejar de practicarlo aunque el deseo no sea muy alto. Eso sí, recuerda que aunque no haya peligro de embarazo, las ETS siguen siendo un riesgo para la salud, por lo que, a no ser que tu relación sea estrictamente monógama, no debes olvidarte de usar el preservativo.

Se acabó el vaivén hormonal.

Desde la pubertad nos hemos acostumbrado a los altibajos emocionales que nos provoca el ciclo menstrual. Pues bien, pasada la peri-menopausia eso termina, ya que las hormonas se asientan y con ello se acabó pelear contra sus efectos. Vuelves a ser dueña de tu cuerpo y te toca disfrutarlo y conocerlo desde este otro nuevo punto de vista.

Se acabó el vaivén hormona

Con la reducción de los estrógenos la mujer tiende a dormir menos horas, esto es un fastidio si las horas que dormimos no las descansamos bien, pero si controlamos el ejercicio y seguimos una buena alimentación podemos conseguir que las horas que dormimos sean de calidad, lo que nos permite un escenario en el que tenemos más horas de sol para disfrutar de la vida.

Aunque sigue siendo una etapa muy invisibilizada, hoy en día tener la menopausia no es ni mucho menos sinónimo de vejez y sofocos. Respecto a los sofocos, tanto estos como los demás síntomas asociados a la menopausia pueden controlarse con unos hábitos de vida saludables, y sobre lo de la vejez, sencillamente es mentira. A partir del fin del ciclo menstrual las mujeres tienen por delante una etapa larguísima de vida que en lugar de tomarse como un problema debería verse como una oportunidad de cara a vivir plenamente. Con la menopausia toca disfrutar la vida desde la plenitud, la serenidad y la seguridad que nos confiere el haber superado triunfales todas las anteriores etapas de la vida y haber llegado a esta llena de ganas por seguir comiéndose el mundo.

Descarga la app aquí