Plasticidad erótica ¿qué es?

Plasticidad erótica ¿qué es?

1920 1280 María Blanco Brotons

La hipótesis de la plasticidad erótica es una teoría formulada por el psicólogo Roy Baumeister y que defiende que las mujeres estamos mucho más expuestas a estímulos sociales y culturales en nuestras respuestas y prácticas sexuales. La plasticidad erótica hace referencia a la capacidad de los factores externos a la hora de determinar un comportamiento sexual.

La sexualidad humana está basada en comportamientos instintivos y aprendidos. Para las demás especies animales -excepto, quizás los monos Bonobos-, el sexo y el apareamiento parecen cumplirse de un modo directo, predecible e incluso rutinario. Sin embargo, la sexualidad humana no tiene como único fin la reproducción; en ella se juega un enredo rico y confuso, en el que los impulsos biológicos conviven con las prácticas sociales aprendidas, con los diversos comportamientos socioculturales, las experiencias individuales y otros factores adicionales desconocidos. Si la respuesta sexual depende primariamente de factores socioculturales como los significados, el contexto, el estatus de la relación, la comunicación, las normas y las reglas… o está principalmente determinado por las hormonas, los genes y otros procesos biológicos, es un asunto sobre el que hoy todo teórico defiende que el responsable de la determinación y el impulso sexual de los individuos se encuentra a medio camino entre lo que la naturaleza nos aporta y lo que social e individualmente aprendemos. Ahora bien, las formulaciones con posiciones intermedias difieren ampliamente en sus respectivos énfasis.

plasticidad erótica

Según el sexólogo clínico Juan Carlos Kusnetzoff “la sexualidad humana, aunque potencialmente un bien natural, implica hábitos, comportamientos, actitudes y significados aprendidos”. Y según Baumeister explica que la respuesta sexual de las mujeres depende de constantes estímulos externos e internos. Por el contrario los hombres, en su mayoría, tienen una conducta sexual más repetitiva y con gustos casi invariables en el tiempo, basados en gran parte en la satisfacción del placer sexual básico e instintivo, frente a la necesaria amplia gama de estímulos y preferencias que tenemos las mujeres. Es decir, que las mujeres somos más dependientes de estos estímulos individualizados para lograr disfrutar plenamente de nuestra sexualidad.

Según esta hipótesis, a mayor plasticidad erótica mayor facilidad para adaptarse a los cambios sociales, por eso, según el psicólogo a medida que una mujer se mueve de una situación a otra, sus deseos y conductas sexuales pueden verse sujetos a cambio. Una flexibilidad menor significa que las pautas sexuales permanecen más estables y constantes a través del tiempo y de las diferentes situaciones.

Fuentes:
http://insucap.sigla.org.ar/2010/01/05/baumeister-2000-plasticidad-erotica-e-impulso-sexual-en-la-mujer/
https://pacotraver.wordpress.com/2012/07/25/las-influencias-educativas-en-las-practicas-sexuales/
https://psicocarrilloblog.wordpress.com/2014/02/25/sexo-mujeres-y-psicologia/
http://blog.moscasdecolores.com/es/diversidad-sexual/plasticidad-sexual/