¿Qué significa tener testículos en ascensor? ¿peligra la fertilidad masculina?

¿Qué significa tener testículos en ascensor? ¿peligra la fertilidad masculina?

¿Qué significa tener testículos en ascensor? ¿peligra la fertilidad masculina?

1080 804 María Blanco Brotons

Los testículos de los bebés se forman dentro del abdomen y durante el embarazo comienzan a bajar por las ingles hasta llegar al lugar diseñado para ellos, el escroto. Por lo general, en torno al octavo mes de embarazo, los bebés ya tienen los testículos en su sitio, sin embargo, hay veces que esto no ocurre hasta una vez nacido el niño. Se llama testículo en ascensor a aquel -o aquellos- que, una vez ha descendido, vuelve a ascender hasta el canal inguinal para de nuevo, volver a descender hasta su posición correcta.

Los testículos en ascensor, es la variante más leve de criptorquidia, que significa “testículo escondido”, una anomalía que se da en algunos niños y que consiste en un problema en el descenso de los testículos. Entre las distintas variantes de criptorquideis además de los testículos en ascensor, está el testículo no descendido, que ocurre cuando queda retenido en cualquier parte de su camino natural de descenso; el testículo ectópico, en cuyo caso desciende por una ruta errónea hasta llegar a un lugar en el que no debería estar y el testículo distópico, aquel cuyo descenso es incompleto. Dado que para su correcto funcionamiento necesitan estar a una temperatura determinada, cuando estos se quedan dentro del abdomen, o en el canal inguinal, la temperatura sube y con ella su capacidad para producir espermatozoides.

Testículos en ascensor

Hasta el momento se desconoce una causa concluyente que provoque criptorquidia; sin embargo, se cree que este problema está asociado a los nacimientos prematuros y a las hormonas. Para explicar el por qué ocurre el fenómeno de los testículos en ascensor, se cree que estos no tienen una fijación correcta en el escroto, sumado posiblemente a un reflejo cremastérico aumentado, el cual hace que el músculo que sostiene al testículo se retraiga cuando la parte interna del muslo es estimulada.

Si un bebé o un niño pequeño nace y los testículos no han llegado abajo se suele dar un margen de dos años para ver si estos completan su camino por sí solos. Esta es una condición que no suele producir ningún tipo de alteraciones en el desarrollo; sin embargo, esto no significa que sea una condición benigna en cualquier caso. Las afectaciones más graves de criptorquidia pueden llegar a producir infertilidad, -este riesgo es mayor cuando la criptorquidia se da en los dos lados-, disminución del tamaño de los testículos y, además, se ha asociado este problema con una mayor susceptibilidad para el desarrollo de cáncer de testículos. Asimismo, el hidrocele y la hernia inguinal son complicaciones frecuentes que pueden aparecer con más frecuencia en los niños que han tenido criptorquidia.

En la mayoría de los casos de testículos en ascensor o no descendidos, los casos se resuelven entre los 2 y los 5 años de edad; hay que tener en cuenta que cuanto más tiempo pasen los testículos ocultos en el interior del abdomen, más irán perdiendo su fertilidad, por lo que es un tema que no se debe dejar sin resolver cuando el niño se acerque a la pubertad.

Existen tres formas para resolver este problema. La primera de ellas es dejar que el testículo vuelva solo a su posición correcta; así sucede con la mayoría de los niños que nacen con uno o los dos testículos en algún punto de la ingle, y conforme crece, en los primeros meses de vida, este o estos, llegan a su sitio. Las otras dos formas requieren ayuda médica; la primera consiste en un tratamiento hormonal, que habitualmente se suele probar cuando el bebé tiene entre 6 y 12 meses y el testículo sigue sin bajar. La segunda es la cirugía, que a día de hoy es el método más eficaz para reubicar el testículo en el escroto. Esta operación se recomienda practicar a niños cuya edad ronde los 2 años, nunca esperar a que cumplan los 5. Esta operación es relativamente sencilla cuando el testículo se encuentra en la ingle y algo más complicada si hay que buscarlo en el interior del abdomen.

Fuentes:

http://www.mipediatraonline.com/criptorquidia-cuando-los-testiculos-del-bebe-no-estan-en-su-sitio/
https://www.onsalus.com/testiculos-en-ascensor-causas-tratamiento-y-consecuencias-19610.html
https://www.tuotromedico.com/temas/testiculos_en_ascensor.htm
http://www.uropediatria.com/testes.html
https://www.institutobernabeu.com/foro/2014/02/10/infertilidad-en-el-varon-y-criptorquidia/