¿El tamaño del pene influye en el orgasmo de la mujer?

¿El tamaño del pene influye en el orgasmo de la mujer?

1280 832 María Blanco Brotons

Quizá esta sea una de las cuestiones a debate más extendidas y controvertidas de la historia, porque desde hace cientos de años, se da por hecho de que a mayor pene, mayor -y mejor- orgasmo. Sin embargo, repetir una mentira durante años no la vuelve verdad, y es que, asegurar que el placer sexual se mide por el tamaño del falo, es propio de una sociedad machista, coitocentrista y arcaica. El placer sexual se lo ofrece cada uno a sí mismo, aún siendo este compartido, y depende de muchos factores, los genitales masculinos son uno de ellos, pero no los responsables únicos del goce femenino.

Vayamos por partes: el tamaño del pene si influye en una relación sexual, esto es obvio e innegable; tener un pene de 18 centímetros condiciona la relación sexual, pero no la vuelve necesariamente mejor. Teniendo en cuenta que la profundidad de la vagina es de unos 14 centímetros, aquellos penes que superen esta medida es probable que generen dolor y molestias a la hora de la penetración. Hay mujeres con vaginas cortas que se beneficiarán de un tamaño más pequeño y otras con vaginas más largas, estrechas o anchas con lo que como todo hay que empatizar los tamaños de la pareja.

¿Qué influye en el orgasmo?

Por otro lado, no hay que olvidar que uno de los órganos que más influyen en el sexo es el cerebro; esta creencia de a mayor pene mayor virilidad hace que muchos hombres con un pene pequeño sientan inseguridades y frustración, lo que irremediablemente afecta a su cualidad como amante. Pero ¡ojo! No es el pene, es lo que esta idea errónea y falocéntrica ha mellado en su cerebro.

La creencia de que un pene grande proporciona mejores orgasmos está sustentada por el mito de los orgasmos vaginales. Hoy en día ya se sabe que no es la vagina, sino el clítoris, el órgano que nos provee del placer sexual, y para el clítoris el tamaño es completamente un accesorio.

¿Tus amigas lo dicen?

Por otro lado, el sexo es un asunto en el que las generalizaciones no valen. Seguramente tengáis amigas que no dudan en afirmar que para ellas el tamaño si es muy importante, y aseguran que mantener una relación con un hombre con un pene de considerables dimensiones les resulta mucho más sexy y deseable que con otro cuyo pene tiene un tamaño por debajo de la media. El tamaño y el grosor de un pene es algo accesorio, decorativo u ornamental, algo como el tamaño de los senos, no influye en mayor o menor cantidad de placer, simplemente, estos aspectos y tamaños son visualmente más atractivos para ciertas personas.

Sigue siendo sorprendente que a día de hoy el tamaño del pene siga importando tanto en el plano erótico. La pornografía sigue mostrando incesantemente la imagen de un pene grande y erecto durante mucho tiempo y aún hoy, las expresiones en las que se asocia tamaño del pene con virilidad siguen estando a la orden del día. Los trucos, productos y aparatos para alargar el pene siguen siendo muy atractivos para los consumidores, cuando la mayoría de los científicos y sexólogos no dejan de repetir que debemos entender la sexualidad de una manera más global, no tan genitalizada ni falocéntrica; la satisfacción sexual también está en un nivel físico, emocional, intelectual e incluso espiritual, con orgasmos expandidos y mucho más placenteros.

Es importante recordar -y recordarles- que las mujeres somos dueñas de nuestros orgasmos y que el orgasmo que nos ofrece mayor placer es el del clítoris, donde es bienvenido un pene, una mano o una lengua. Dejemos de convertirlos a ellos y a sus penes en el centro del universo.