Tipos de vulva: identifica el tuyo

Tipos de vulva: identifica el tuyo

2560 1708 Daisy Rosas

Seguramente más de una vez te has preguntado cuál es el tipo de nariz que tienes, el tipo de cara, de labios, tu tipo de cuerpo, de trasero o de tetas… estamos más que acostumbradas a ver cómo nuestro cuerpo forma parte de categorías formales. De hecho, nos tranquiliza pensar que nuestras formas también pertenecen a alguna de esas categorías ya estudiadas, aunque nos gusta sentirnos diferentes, la cosa cambia cuando lo que nos sentimos es raras. Pues amigas, la categorización ha llegado hasta lo más íntimo, ¿sabíais que las vulvas también tienen sus propias tipologías formales?. Si todavía no sabes a qué tipo pertenece la tuya, coge un espejito de mano y obsérvala. Estos son los 8 tipos de vulva que existen:

Tipos de vulvas

Ojo cerrado o Barbie. Estas vulvas tienen la apariencia de un ojo cerrado, es decir, los labios menores son más estrechos y los mayores los ocultan por completo. También se parecen a las vulvas que suelen ponerle a las muñecas Barbie y de ahí que también se las llame así. Si bien es de los tipos de vulva menos frecuentes, normalmente se considera el más estético y prototípico.

-Herradura. En la vulva de tipo herradura los labios menores son más grandes que los mayores y estos últimos están un poco más separados que la media, con lo que los labios más internos quedan expuestos y resultan visibles. Pero en este tipo de vulvas, los labios menores sobresalen un poco de los mayores pero sólo en la zona superior. A medida que se extienden hacia la parte inferior los labios mayores los recubren y se acaban escondiendo, con lo que adquieren la forma de una herradura.

-Cisne, ostra, perla o percebe. Esta vulva se caracteriza por estar coronada por un gran clítoris que queda bastante expuesto, lo que facilita su localización y estimulación. En este caso los labios menores son más grandes que los mayores y resultan visibles.

-Tulipán. La vulva tipo tulipán es una de las más comunes que existe. En ella los labios menores resultan ligeramente visibles en toda su longitud entre los mayores, que los cubren, pero no del todo. Su forma recuerda a los pétalos del tulipán.

-Mariposa. Junto con la vulva tipo tulipán, son las más predominantes entre las mujeres. En éstas, los labios menores sobresalen entre los mayores abriéndose por encima de estos. Hay quien también la llama tipo “cortina”.

-Bata de cola. Una vulva tipo bata de cola es una vulva cuyos labios menores son más grandes que los mayores, y, aunque no tienen por qué sobresalir en todas sus partes necesariamente, su tamaño hace que tengan pliegues y ondulaciones que caen simulando un traje flamenco.

-Llama olímpica. Esta forma de vulva recuerda ligeramente a la antorcha prendida de una llama olímpica y esto es porque el clítoris presenta un capuchón de mucho mayor tamaño que el órgano que recubre. Cuando este es muy grueso puede dificultar la sensación de placer.

-Inflada. La vulva conocida como inflada -o buñuelo, para algunos- es muy semejante a la del ojo cerrado o Barbie, aunque mucho más común. La diferencia entre ambas es que, debido al tamaño del hueso púbico, los labios mayores parecen inflamados o abultados.

Si después de todo esto te estás preguntando si la forma de tu vulva es normal, debemos aclararte que no existe un tipo de genitales correctos o incorrectos. La vulva perfecta es un mito que debemos desmentir. Son sólo variedades típicas del cuerpo humano dadas por la genética. Además de los 8 tipos de vulvas que hemos descrito, también es normal que exista cierta asimetría entre los labios menores, siendo uno más largo o incluso más sobresaliente que otro, así como diferencias de olor, color y más o menos vello.

Descarga la app aquí